LECTURA PARA GENTE GRANDE: EL EJEMPLO DE TRUMP Y SU AMÉRICA FIRST COMIENZA A CUNDIR EN EUROPA-PRIMERA PARTE. Fascismo 2.0: del gueto a la transversalidad para intentar el “gran asalto”

Por, Alejandro Torrúshispaniainfo

Estamos en la sede de Hogar Social Madrid, un palacete en el centro de Madrid que en su día fue vivienda de Millán Astray. Es enorme. Gigantesco. Melisa D.Ruiz, portavoz y líder indiscutible, explica las bondades del grupo en un primer paseo por las instalaciones. Muestra su enorme preocupación por las clases populares que han sufrido la crisis. Carga tintas con el nivel de desempleo. “Inadmisible”, dice. Reitera su desprecio por “patriotas de pandereta” como Amancio Ortega y aporta el sorprendente dato de que la izquierda no ha terminado de comprender la lucha de clases. De repente, nos encontramos con Juan Luis, un hombre de 42 años que habita desde hace tres días en el edificio que okupó Hogar Social Madrid, según nos cuenta. Juan Luis habla maravillas de Hogar Social Madrid, el único colectivo que le ha prestado ayuda. Nunca ha escuchado hablar de nazis, neonazis y fascistas. Casualidad.

Melisa escucha atenta y saca pecho. “Las etiquetas de neonazis o de extrema derecha son para perjudicarnos. Nosotros sólo somos patriotas y defendemos a nuestra gente”, dice la mujer que, supuestamente, esconde un tatuaje con una esvástica en su tobillo. Hogar Social Madrid tiene alrededor de 200 miembros en Madrid y anuncia que, en breve, abrirán otra sede en otra ciudad española. El colectivo marca el paso de la nueva extrema derecha en España: un discurso antiinmigrante centrado en la reclamación de los españoles primero, que se mueve y se expande principalmente en las redes sociales y que renuncia a simple vista a las banderas tradicionales de la extrema derecha.

Hogar Social Madrid marca el paso de la extrema derecha: discurso antiinmigrante centrado en la reclamación de los españoles primero

No son los únicos. Diversas organizaciones de extrema derecha están floreciendo por todo el Estado con las mismas premisas que Hogar Social Madrid: discurso antiinmigrante centrado en la acción social y situando en el centro los problemas de la sociedad: desempleo, falta de acceso a los servicios públicos y, entre otras cosas, cláusulas suelo o pobreza energética. Un ejemplo son las asociaciones Centro Social y Nacional de Salamanca, la Asociación Cultural Alfonso I de Cantabria, el grupo Iberia Crúor de Jaén, el colectivo Málaga 1487, Acción Social Cádiz y la asociación Lo Nuestro de Murcia.

Las seis agrupaciones firmaron un manifiesto el pasado mes de enero en el que se comprometían a “colaborar, llevar a cabo acciones conjuntas y a trasladar a las calles” su mensaje basado en cuatro “valores y principios”: “defensa de la soberanía nacional“, “justicia social”, “preferencia nacional” y “defensa de los valores españoles”. Su primera acción conjunta, según ha podido saber Público, consistirá en una campaña que promocionará el mensaje de “los españoles primero”. Los seis colectivos nacieron hace ya varios años pero es ahora, con el auge de Hogar Social Madrid, y con el uso de las redes sociales, cuando están consiguiendo llegar a un mayor número de personas.

Acto en la sede de la Asociación Cruor Iberia, de Jaén

Así lo atestigua Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia, que advierte de que la extrema derecha se está reorganizando a través de internet. “Antes necesitaban una sede para adoctrinar, ahora pueden adoctrinar y captar a jóvenes a través de la propaganda en las redes sociales”, señala el experto, que apunta a Hogar Social Madrid como el nuevo “catalizador” de la extrema derecha española o fascismo 2.0. Una extrema derecha que, por una parte, puede regresar de experimentos fallidos como Frente Nacional, España 2000 o Alianza, o, por otro lado y, principal problema, pueden ser jóvenes que se están politizando ahora y se enrolan en estas nuevos grupos atraídos por el mensaje de “los españoles primero”. 

Un primer vistazo en las redes sociales otorga la razón a Ibarra. Sus páginas webs son una muestra del enésimo viaje a la centralidad de la extrema derecha. No hay ‘aguiluchos’, no hay exaltación de la violencia y, mucho menos, símbolos nazis. Lo más claro que se encuentra en sus páginas y que les vincula con la extrema derecha es su solidaridad con los condenados por el asalto de Blanquerna, que estuvo protagonizado por Manuel Andrino, jefe nacional de La Falange. Son jóvenes, muchos con estudios universitarios. En su táctica está dejar de lado todo lo que pueda “dividir” a la organización. En palabras de Melisa: “La toma de postura siempre conlleva una división y nosotros queremos unión”. O en las Sinforiano Bezanilla: “Ya es hora de que los españoles dejemos de estar separados en izquierdas o derechas. Tenemos que estar todos unidos porque la situación es gravísima”.

Facebook Centro Social y Nacional de Salamanca

Así, las webs de los grupos mencionados centran sus mensajes en la acción social. El grupo Iberia Crúor de Jaén, por ejemplo, programa charlas informativas sobre cláusulas suelo, realiza acciones que piden la nacionalización de las eléctricas y, por supuesto, reparte comida y ropa dos domingos al mes. De las acusaciones de tener miembros con una destacada ideología ultraderechista no saben nada. Su presidente es Mario Martos:

“Nacimos hace 8 años en Jaén. Éramos cuatro gatos y muy jóvenes. Teníamos entre 18 y 20 años y teníamos en común la ideología: nacionalismo español. Éramos una asociación que hacía actividades culturales y con el tiempo hemos ido evolucionado hacia la acción social”, señala este joven, de 27 años, que reconoce que en los últimos años han conseguido aumentar su repercusión gracias a las redes sociales. “El mensaje que lanzamos estaba ahí antes, pero ahora todo el mundo tiene un móvil en la mano con acceso a internet. Dentro de nuestras limitaciones, hemos crecido bastante”, reconoce Martos.

​Cuando uno busca en Google el nombre de Asociación Cruor Jaen el primer adjetivo que encuentra el buscador es el de “nazis”. ¿Casualidad? “Es una campaña de difamación de la extrema izquierda”. “Nosotros sólo defendemos la historia de España. A Don Pelayo, la Reconquista, los Reyes Católicos, el imperio…”, prosigue este joven, que asegura que Iberia Crúor de Jaén se identifica con los 144 puntos que ha propuesto la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, en su carrera por la presidencia de Francia.

Movimiento contra la Intolerancia advierte de que la extrema derecha se está reorganizando a través de internet

Desde el Centro Social y Nacional de Salamanca, su líder, que se identifica con el nombre de David, cuenta a través a de una conversación telefónica que lleva desde los 16 años militando en grupos “identitarios” y que se enroló “al ver cómo está España” ya que están dejando “de lado a los españoles y la unidad de la nación corre peligro”. “Nosotros defendemos la unidad, la identidad cultural y la prioridad nacional”, incide este joven de 29 años, que lleva 11 años, desde su fundación, en el Centro Social y Nacional. (Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15