LOS CRISTIANOS SON PERSEGUIDOS EN 81 PAÍSES EN TODO EL MUNDO: “LA MEDIA LUNA DEBE PREVALECER SOBRE LA CRUZ”. SEGUNDA PARTE Y FINAL- Kayla Mueller era una joven cristiana estadounidense de 26 años que se desempeñaba como trabajadora humanitaria en Siria. El Estado Islámico la secuestró, la violó y torturó repetidas veces y posteriormente comunicó que había fallecido durante un bombardeo jordano.

En la foto: Kayla Mueller

Por, Raymond Ibrahim

Etiopía: Seis semanas después de que un musulmán descubriera que su esposa, madre de sus tres hijos, se había convertido al cristianismo, la encerró en la casa y la apaleó; durante su suplicio, los vecinos oyeron gritar al marido, entre otras cosas, que ella “debía morir por dar la espalda al islam”.

Pakistán: Un joven cristiano de 16 años fue detenido y podría ser ejecutado por el delito de “blasfemia”. Presuntamente, publicó o le “gustó” una imagen en Facebook de la Kaaba, el sagrado templo del islam en La Meca, con un cerdo en la parte superior. Los musulmanes enfurecidos que vieron la imagen lo denunciaron inmediatamente a las autoridades, lo que llevó a su detención. Las autoridades también retiraron la imagen para intentar calmar a los musulmanes locales y evitar que provoquen disturbios. La familia del joven detenido huyó de su casa por miedo a represalias. Las acusaciones de blasfemia contra las minorías paquistaníes son comunes y a menudo falsas. El odio religioso, el ajuste de cuentas personal y el lucro económico son sólo algunos de los motivos que suele haber tras las falsas acusaciones de blasfemia.

Matanzas de cristianos a manos de musulmanes en Nigeria

La yihad contra los cristianos que está librando actualmente Boko Haram, una organización de yihad islámica, y otros pastores musulmanes aliados, ha dejado muchos muertos a su paso:

Al menos ocho cristianos fueron disparados indiscriminadamente por milicianos montados en motocicletas cuando salían de la misa del domingo. Un par de semanas antes, Boko Haram había dicho que empezaría a “poner explosivos y a volar todas las iglesias que alcanzaran, matando a todos los ciudadanos de la cruz que nos encontremos”.

Otro veterano sacerdote fue secuestrado después de que un grupo de pastores musulmanes le tendieran una emboscada cuando iba en su coche; durante el ataque lo golpearon con violencia e intentaron matar a los dos otros dos miembros del clero que iban en el coche; uno recibió un disparo en la cabeza. El mismo día, un sacerdote vicentino fue secuestrado junto a su hermano. A propósito de éste y otros ataques contra el clero cristiano en las últimas semanas y meses, varios de ellos fatales, el director de comunicaciones de la diócesis local dijo: “Uno empieza a preguntarse si los sacerdotes católicos se han convertido en una especie en peligro de extinción”.

Insurgentes de Boko Haram mataron a al menos dos personas durante las redadas en pueblos cristianos. Ataron a un hombre con una soga y lo asesinaron delante de su esposa y sus hijos. También incendiaron casas y prendieron fuego al mercado de una plaza.

Un grupo de musulmanes, miembros de una tribu fulani, atacó a un granjero cristiano de 60 años cuando trabajaba en su tierra y lo mataron a base de machetazos. Él es “la última víctima de los ataques a manos de los pastores musulmanes fulani en el estado de Nasarawa, que han incendiado iglesias y casas y destruido cultivos en los últimos cuatro años”, decía el informe.

Según otro reporte diferente, miembros de la tribu fulani también mataron a otro pastor cristiano; asaltaron la localidad de Ningon, asesinando a dos cristianos cuando dormían en sus casas, y dispararon a una muchacha hiriéndola de gravedad; asaltaron la aldea cristiana de Ungwar Mada, abriéndose paso a la fuerza hasta la casa de un matrimonio, asesinándolo.

Desprecio y ofensas musulmanas hacia los cristianos

Arabia Saudí: Las autoridades detuvieron a 27 cristianos –entre ellos varias mujeres y niños– por el delito de “dirigir oraciones cristianas” y estar “en posesión de Biblias”. El grupo de cristianos, de los cuales muchos, si no todos, eran ciudadanos libaneses, estaban celebrando un día festivo dedicado a la Virgen María cuando las autoridades irrumpieron en su domicilio y los detuvo. Las autoridades, la temible “policía religiosa”, procedieron a quitarles el visado y deportarlos de vuelta al Líbano. Irónicamente, este es un destino mucho mejor que el sufrido por otros cristianos que son sorprendidos participando “en actos de cristianismo” en el reino islámico. En 2012, un grupo de 35 cristianos etíopes fueron detenidos y maltratados en prisión durante casi un año, simplemente por organizar una oración en un domicilio privado. Uno de ellos dijo tras ser puesto en libertad: “Ellos [los saudíes] están llenos de odio hacia los no musulmanes”.

Irán: Al menos 25 cristianos fueron detenidos en Kerman por motivos desconocidos. Las fuerzas de seguridad entraron por la fuerza en las casas de los cristianos, efectuaron un registro, se incautaron de varios objetos, y después se llevó a los cristianos presentes. Las autoridades no revelaron las razones del arresto ni adónde fueron llevados los cristianos, dejando angustiados a sus familiares y amigos.

En otro incidente, las autoridades hicieron una redada en una fiesta familiar en un jardín tras percatarse de que no estaban cumpliendo estrechamente las normas islámicas; sin una orden de arresto, detuvieron a cinco hombres, exmusulmanes que se habían convertido al cristianismo. Después registraron el lugar y confiscaron varios artículos, incluidas tres Biblias. Los detenidos fueron llevados a un lugar desconocido, aunque informes posteriores dicen que fueron enviados a la cárcel de Evin, donde se encierra a los peores criminales de Irán.

Uzbekistán: Ocho cristianos fueron detenidos y multados por estar en posesión de literatura cristiana, que es ilegal en el país, de mayoría musulmana. Un baptista, Stanislav Kim, fue sentenciado a pasar dos años en un campo de “trabajos correctivos” por haber sido sorprendido con literatura cristiana por segunda vez en un año. Se ordenó que la literatura cristiana fuese entregada a la Junta de Musulmanes, financiada por el Estado.

Malasia: Después de que Ben-Hur, originalmente una novela, fuese llevada al cine en 2016, los espectadores se quedaron decepcionados y confundidos: las autoridades habían censurado todas las escenas donde aparecía Cristo o que tuvieran algo que ver con el cristianismo, haciendo ininteligible la película. “Me sentí engañado”, dijo un espectador:

La película es una adaptación de una novela titulada Ben-Hur: una historia de Cristo. Eso significa que Jesús es fundamental en la trama. Fue censurado, así que buena parte del guion no tenía sentido. ¿Cómo se curaron de la lepra la madre y la hermana de Judá? Simplemente aparecían curados al final de la película.

Esas censuras anticristianas son coherentes con la prohibición y confiscación de las Biblias que efectúa el Gobierno en el país de mayoría musulmana.

Por otra parte, el sistema judicial negó la conversión a tres musulmanes que pretendían convertirse legalmente al cristianismo, debido a la aplicación de la sharia (ley islámica) que sostiene que cualquiera que haya nacido en el islam, –en concreto, cuyo padre fuese musulmán–, debe seguir siendo musulmán. Según una fuente que comentaba esta noticia, quienes intentan convertirse al islam son a menudo enviados a un “centro de purificación”, donde se les hace recitar diferentes credos islámicos de modo que vuelven a ser considerados musulmanes: “Este centro de purificación utiliza la tortura, las palizas y los ataques psicológicos para atemorizar a los nuevos creyentes y que renieguen de su fe en Jesucristo”.

Egipto: Semanas después de que hubiese más ataques de los habituales contra la minoría cristiana de Menia, en el Alto Egipto, el Gobierno respondió nombrando a un clérigo musulmán, Mahmud Gomaa, para investigar la situación. Gomaa apareció después en una entrevista televisiva insistiendo en que “Todo está bien… No se ha matado a nadie. Nadie ha sido siquiera herido. No hay conflicto. El problema, en realidad, está en los periodistas que escriben de ello”.

El arzobispo Makarios de Menia respondió diciendo: “No tengo nada que ver con Mahmud Gomaa. Estamos en un punto de ruptura. La gente no puede seguir aguantando esta situación”. Explicó como en las últimas semanas los cristianos habían sido efectivamente asesinados –incluido un sacerdote que fue abatido a tiros en la puerta de su iglesia y un hombre que fue apuñalado hasta la muerte por una turba enfurecida–, así como numerosos incidentes de violencia colectiva contra cristianos que habían dejado a muchos heridos y sus propiedades saqueadas e incendiadas.

Estados Unidos: En septiembre, cuando los cristianos coptos estaban sufriendo maltratos “cada dos o tres días” en Egipto, una musulmana egipcia que vivía en Estados Unidos hizo un vídeo pidiendo una mayor hostilidad musulmana contra la minoría cristiana de Egipto, disfrazada de boicot económico. En un vídeo, Ayat Oraby(foto a la izquierda) –simpatizante de los Hermanos Musulmanes con casi un millón y medio de seguidores en Facebook– tildó a la Iglesia Copta de “panda de mafiosos”, una “mafia total” que “gobierna [Egipto] tras las cortinas”. Oraby afirmó que los coptos están “acumulando armas en las iglesias” y “luchando para crear un miniestado copto” con el fin de seguir librando “una guerra contra el islam”. Que Oraby odia a los coptos simplemente por ser cristianos se hacía evidente hacia el final de su invectiva, cuando dijo: “Ellos [los coptos] deben aprender muy bien que la media luna [el islam] debe prevalecer sobre la cruz [el cristianismo]”. De hecho, los coptos no suponen ningún peligro para los musulmanes egipcios, pero osan querer igualdad de derechos, cuando deberían contentarse con un estatus de ciudadanos de segunda clase.

Pakistán: Odio, violación y asesinato de cristianos

“Las muchachas cristianas están siendo ‘sistemáticamente’ víctimas de secuestros y abusos en Pakistán”, según se reportó en septiembre, provocando “incluso que el Tribunal Superior de Justicia diera la voz de alarma”.

Pero en lo que respecta a la policía y el Gobierno de Pakistán, esto no está sucediendo. Afirman que las más de 1.000 denuncias de desapariciones de menores del año pasado en sólo una provincia, el Punyab, abandonaron su casa por voluntad propia.

Algunos de los menores desaparecidos son niños. Los líderes cristianos de Faisalabad acusaron a la policía municipal de encubrir la agresión sexual y el asesinato de Zeeshan Masih. El joven cristiano de 14 años sufrió abusos sexuales, después fue asesinado y lo dejaron colgado de un árbol. La policía presentó a regañadientes una denuncia antes de declarar que se trataba de una muerte “natural”, pese a que los informes forenses revelaban claramente señales de abuso sexual y que un testigo señaló a unos musulmanes no identificados. Según una organización local en defensa de los derechos humanos:

Sabemos que otros niños se están quejando de abusos sexuales y se cree que Zeeshan fue asesinado por amenazar con contárselo a sus padres (…). La manera en que la policía ha intentado camuflar este crimen los ha herido e indignado. Están reclamando una investigación independiente sobre el tratamiento de la muerte de su hijo (…). La (incidencia de) la violación, la sodomía y el asesinato en Pakistán está alcanzando unos niveles sin precedentes. Los cristianos y otras minorías son objetivos naturales y son marginados por las leyes y estatutos del país, que les confiere una ciudadanía de segunda clase.

En un incidente distinto, debido a haberse negado a retirar los cargos contra ellos, unos musulmanes mataron e hirieron fatalmente al padre de una cristiana de 27 años que anteriormente habían secuestrado, violado y retenido durante cuatro meses hasta que escapó. Esto ocurrió tres días después de que la policía se negara a acatar una orden judicial para detener a los cuatro musulmanes culpables. Gulzar Masih, el padre, estaba en una parcela vacía cuando se produjo el ataque:

Estaba absorto en mis pensamientos sobre el caso cuando vi a Gulam Husain y Akram [dos de los violadores] corriendo hacia mí, profiriendo amenazas e insultos. En cuanto se me acercaron, Husain sacó una pistola y me disparó en el pecho. Después me pegaron dos tiros más en las piernas, y caí sobre la calzada. Después le pidieron a Akram que me rompiera el cráneo con un objeto de metal que llevaba. Me dieron un golpe en la cabeza, y después de eso me quedé inconsciente (…). Puede que intenten matarme otra vez, pero no dejaré de llamar a las puertas de la justicia para vengar la deshonra de mi hija. Husain y sus amigos también están amenazando a mis tres hijos con graves consecuencias, pero hemos decidido no quedarnos quietos y dejar que salgan impunes de tal atroz crimen.

Por otra parte, una turba de musulmanes borrachos irrumpió en varias casas de cristianos y golpearon salvajemente a sus residentes después de que una mujer cristiana le pidiera a los juerguistas borrachos –que estaban gritando muy fuerte y diciendo cosas lascivas a las chicas que pasaban– que bajaran la voz. Los musulmanes se enfurecieron inmediatamente por “la osadía de que los cristianos ‘ritualmente impuros’ les exigieran nada”, decía el reporte: “Los musulmanes ebrios reunieron a al menos una docena de amigos y agarraron porras, varas de metal y otras armas diversas”. La turba irrumpió en las casas cristianas y atacó indiscriminadamente a hombres, mujeres y niños. Según un testigo cristiano:

Dijeron que había que matar a todos los cristianos. Dijeron que éramos demonios malvados y hacíamos Pakistán impura. Pensé que iban a matarme a mí y a mi familia. Fue aterrador.

Siete cristianos fueron heridos, de los cuales cinco tuvieron que ser hospitalizados para tratar sus heridas.

Para leer la primera parte pinche el siguiente enlace:

LOS CRISTIANOS SON PERSEGUIDOS EN 81 PAÍSES EN TODO EL MUNDO: “LA MEDIA LUNA DEBE PREVALECER SOBRE LA CRUZ”. PRIMERA PARTE- Kayla Mueller era una joven cristiana estadounidense de 26 años que se desempeñaba como trabajadora humanitaria en Siria. El Estado Islámico la secuestró, la violó y torturó repetidas veces y posteriormente comunicó que había fallecido durante un bombardeo jordano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15