LOS HÉROES NO USAN FUSILES: ÁLVARO URIBE Y FERNANDO LONDOÑO, “HÉROES SIN FUSIL”- Quiero con este escrito honrar, felicitar y estimular a los nuevos héroes de esta querida Colombia. A aquellos que se están jugando la vida a diario con sus escritos, comentarios, editoriales y videos, en un país en donde decir la verdad es sinónimo de muerte.

FERNANDOLONDONOHOYOSDESPUESDELATENTADOPublicado por Periodismo sin Fronteras

Señor Director:

Quiero con este escrito honrar, felicitar y estimular a los nuevos héroes de esta querida Colombia. A aquellos que se están jugando la vida a diario con sus escritos, comentarios, editoriales y videos, en un país en donde decir la verdad es sinónimo de muerte. A aquellos que nos están informando a nosotros, incrédulos ciudadanos, que estamos tomando la situación muy deportiva respecto a la problemática que estamos viviendo con este falsario esperpento llamado “proceso de paz”, desconociendo y haciendo caso omiso a las triquiñuelas, martingalas, concubinatos, mangualas etc, con las que se están favoreciendo el gobierno y la ilegalidad de este país.

Mis respetos y mi apoyo incondicional señores encargados de tan loable y peligrosa misión como es la de mantenernos informados con la veracidad de su información, pidiendo al Altísimo vele por vuestra protección para que evite que una bala disparada desde la clandestinidad por aquellos que detestan la verdad, vaya a apagar vuestras voces dejándonos huérfanos de la realidad.

Quiero agradecerles en nombre de la Colombia consciente a todos los que de una u otra forma expresan su inconformismo y nos levantan los ánimos y ese sentir de patria ante la aberrante situación por la que estamos pasando.

A usted Dr Fernando Londoño Hoyos a quien a pesar de que quisieron apagar su voz, sobreponiéndose al terror de las bombas nos levanta la moral, y sin que le tiemblen sus partes nobles, cada día nos entera en sus editoriales las bellaquerías que se están pactando entre el mefistofélico presidente y la caterva de secuaces que quieren destruir el país.

ALVAROURIBEYFERNANDOLONDONOA usted señor presidente de Colombia y senador de la República Dr Álvaro Uribe Vélez quien no es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, gracias por su verraquera, su inteligencia y su amor por este país, al ripostar como se lo merecen, a todos esos bellacos que valiéndose de una investidura quieren pisotearlo a usted y al país.

A usted señor periodista Ricardo Puentes Melo director de “Periodismo sin Fronteras” a quien no le tembló el pulso para escribir y desenmascarar los montajes favorecedores al régimen arriesgando su propia vida y la de los suyos, con los escritos y denuncias que lo llevaron a tener que abandonar el país.

A usted Claudia Gurisatti quien con su valentía de periodista joven que no tiene su alma vendida al diablo, arriesgad0, estudiada y con conocimiento de causa quien ha puesto a temblar y a producir escozor con sus comentarios a muchos intocables y a algunos estamentos gubernamentales.

Al señor Procurador de la Nación quien con su sapiencia de abuelo aconductado, se ha atrevido a pararle el macho a nuestro pinocho colombiano que junto con su carnal, el fiscal enmermelado han querido manipular a su antojo la constitución y las leyes de la república.

Y a usted señora periodista Salud Hernández, colombiana por adopción pero con garra de aguerrida patriota también hay que darle las gracias al decir las verdades que a muchos no le gustan sobre las situaciones que usted conoce, porque como periodista de armas tomar desafía los peligros para vivirlas en carne propia y contárnosla de primera mano, verdades que no dicen otros órganos informativos leales al “patrón”

Y a usted amigo José Castañeda, como periodista y ciudadano del común, que tampoco se ha atrevido a callar ante las injusticias que están ocurriendo en este gobierno de carroña y lobos esteparios que están oteando desde todos los ángulos la presa para acabar con ella aplicándoles la prisión, la mordaza, o el exilio como métodos represivos, a todos ustedes y los que me faltaron, va de corazón mis felicitaciones por tener aún esa verraquera y ese dolor de patria que nos está embargando ante la indolencia de este pueblo colombiano que se deja comprar la conciencia por una vil dádiva, sin importarles ni el futuro de la patria ni el de sus hijos.

Ojalá no sea demasiado tarde cuando se despierten a la realidad la cual no sea porque el hierro candente del mal llamado socialismo del siglo 21 los marque y les queme los glúteos, sino porque somos conscientes de que si no actuamos, nos ocurrirá, como decimos los paisas, nos iremos de culo pal estanco.

Carlos Javier Londoño O.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15