NIETO DE KENNEDY DICE DOCUMENTOS DESCLASIFICADOS SON UN FACTOR DE DISTRACCIÓN. “La reacción a la desclasificación de los documentos que quedaban sobre el asesinato del presidente Kennedy demuestra con cuánta facilidad nuestra atención se puede desviar de los asuntos importantes a los mitos, el drama y la conspiración”.

Fuente: Infobae.- Jack Schlossberg, el nieto del presidente John F. Kennedy, observó que los documentos desclasificados no aclararon nada sustancial sobre la muerte de su abuelo y alertó acerca de su capacidad de distracción de los problemas reales de su país: “Casi toda la cobertura reciente tiene en común el reconocimiento de que los documentos no tenían una perspectiva particularmente reveladora o transformadora: una noticia relevante sin mucha información relevante”.

El artículo que el hijo menor de Caroline Kennedy, ex embajadora de los Estados Unidos en Japón, publicó en Time, advirtió: “La reacción a la desclasificación de los documentos que quedaban sobre el asesinato del presidente Kennedy demuestra con cuánta facilidad nuestra atención se puede desviar de los asuntos importantes a los mitos, el drama y la conspiración”.

Según el graduado de Yale, que actualmente estudia Derecho en Harvard, estas historias “tienen la capacidad de confundir y distraer, y han llegado a cumplir un papel cada vez mayor en nuestra conversación nacional”. Con una mirada crítica, señaló que “el mito y el drama, no el contenido, hacen a la trama del asesinato, y en eso no se distingue de los dramas y las intrigas personales que hoy lideran nuestro diálogo cotidiano” como país.

En la sección Ideas de la revista, que reúne a “las voces líderes del mundo, con opiniones sobre hechos de actualidad, sociedad y cultura”, según define la publicación Schlossberg distinguió entre la gravedad histórica del magnicidio de 1963 y la creación de una tendencia vacía en las redes sociales.

“Por cierto comprendo que el asesinato de mi abuelo fue una tragedia nacional, un hecho importante que determinó la historia de nuestro país, del siglo XX y de muchas personas. La vida y la muerte del presidente Kennedy representan todo lo que es posible en los Estados Unidos y todo lo que quedó sin hacer”, escribió. “Durante décadas, las conspiraciones que rodearon su muerte han desviado el foco de atención de las lecciones importantes que dejó su vida y de los temas graves del momento. Hoy sucede lo mismo”.

Aunque celebró que se levantara el secreto oficial sobre miles de páginas desconocidas que aluden a las circunstancias de la muerte del presidente Kennedy (“es algo bueno para la democracia”, alabó; “cuanta más transparencia gubernamental haya, mejor”), Schlossberg criticó que la publicación se haya convertido en “un drama”.

Eso, ponderó, ilustra “hasta qué punto nuestro diálogo social se ha vuelto impulsivo y frenético”. Señaló además que “#JFKFiles es tendencia” y que los medios usan sus placas de “noticia de último momento” pero que, sin embargo, sólo se trató de “una exageración especulativa”.

Schlossberg enumeró algunos de los “demasiados problemas importantes que exigen nuestra atención reflexiva” de los que el drama distrae: el cambio climático, el racismo y la discriminación sistemáticos, la desigualdad en los ingresos y la concentración de la riqueza, la polémica sobre el seguro de salud, el desmantelamiento de alianzas internacionales de décadas “a costa de nuestra seguridad nacional”.

Ironizó: “Podría seguir, pero me perdería el siguiente anuncio sobre lo que no hay en los documentos de JFK”.

Con el optimismo de que “un ambiente político y mediático obsesionado con el drama sensacionalista no es un destino ineludible”, el nieto de JFK invocó la responsabilidad individual: “Podemos controlar nuestros clicks, lo que elegimos compartir en internet, lo que hablamos con nuestros amigos, lo que pensamos a solas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15