“NO VOLVERÉ A LA VIDA CONTEMPLATIVA…LAS FLECHAS DE ISABEL Y FERNANDO”

Por, Daniel Ponce Alegre^- Diario Ya

*Teólogo. Pontificia Academia de CC. Sociales y Políticas.

En medio de una de las persecuciones religiosas más sangrientas contra el Cristianismo de la Historia, y la más sangrienta de la Historia Universal de España, José Antonio Primo de Ribera, Fundador de La Falange, tuvo la Fe, la Virtud y el Valor, ante Jesucristo su Señor, de pedir estando en prisión y como última voluntad en su testamento:

” ser enterrado conforme al Rito de la Religión Católica, Apostólica, Romana, la cual profeso; ser enterrado en tierra bendita y bajo el amparo de la Santa Cruz “.

Apenas tres años antes, el 29 de Octubre de 1933, el lunes próximo se cumplen 85 años, José Antonio pronunció, en el madrileño Teatro de la Comedia ( lugar en el que dicho lunes se Conmemorará a las 20:00 el Aniversario ), un Discurso con una trascendencia comparable a la de pocas piezas oratorias políticas.

En aquella España de los problemas, fruto de la Crisis del 98 y de los complejos ante Europa por no reconocerse piedra angular de ella, un joven profundamente    creyente, en cuya alma se albergaba la Vocación Religiosa Monástica, fiel cumplidor de sus deberes en la Iglesia, que analizaba su vida y sus errores a la luz de Jesucristo, así como la Política, la Historia de España y de Europa, y definido por la nobleza de su carácter, su lealtad, espíritu de servicio y abnegación, iba a levantar una Bandera capaz de entusiasmar, dar ánimo y vida, a sus compatriotas.

El Fundador de La Falange apostó por devolver a la política su dimensión Moral y de Virtud, y fue capaz de poner en pie a gran parte de un pueblo, como el español, históricamente heroico y virtuoso en el Evangelio, que estaba siendo atacado por el Comunismo anticristiano y antieclesial, de raíz judeomasónica, como también estaba siendo atacado el pueblo ruso por el mismo Enemigo Judeomasónnico encarnado en el bolchevismo comunista, y que algunos añoran y promueven.

Entre sus ropas encontraron un artículo que había escrito para la Revista FE y que tenía el título ” Las flechas de Isabel y Fernando “:

” Victimas del odio, los nuestros no actuaron por odio sino por amor, con alegría fueron a dar sus vidas por La España Católica. Tu sabes, Señor, que todos estos caídos matan para libertar “. Ése fue el motivo que también hizo que la inmensa mayoría de miembros de la División Azul fueran Falangistas:

La Defensa de la Fe Frente al Comunismo.

La Vocación Política de José Antonio fue la respuesta al reto planteado por el socialismo marxista, que proclama la lucha de clases, desprecia la Religión, niega la Nación y la Patria, olvida el Vínculo de Hermandad como hijos de Dios y no el la étnia o de la tierra, y todo ello por su concepción materialista y utilitarista de la vida que suplanta a Jesucristo por diversos dioses ( en la actualidad tenemos el ejemplo de muchas naciones en el sudeste asiático o más cerca en la región rusa de Ucrania, con todo un pueblo desgajado de Jesucristo y la Iglesia, y volcado en el Comunismo materialista, por un lado, y en el nacionalismo socialista, por otro, y en ambos casos haciendo uso de su cuerpo para la corrupción moral y política, de raíz judeomasónica, a la que José Antonio, por medio de La Falange, quiso poner fin ).

En ese mismo artículo, al que hago referencia en mi titular, José Antonio deja constancia de su disposición favorable al Alzamiento, incluso si no era estrictamente Falangista, ” por necesario y nacional “, y es aquí donde se hace de gran valor y oportuna la creación de la Coalición ” Adelante España “, que coincide no sólo en el año del 85º Aniversario de Falange Española, sino también en un contexto sociopolítico actual de extrema inmoralidad que viene propiciado por la Democracia Liberal, el Socialismo Materialista, el Nacionalismo Tribal excluyente, el multiculturalismo, las relaciones interconfesionales y una europeización y globalización amorfa y judeomasónica que busca borrar o corromper nuestras raíces cristianas creando un Nuevo Orden Mundial Espiritualista.

“Hay algunos que frente a la marcha adelante de la revolución creen que para aunar voluntades conviene ofrecer las soluciones más tibias, creen que se debe ocultar en la propaganda todo lo que pueda generar emoción y pasión o una actitud enérgica y radical en la vida. ¡ Qué equivocación !. A los pueblos no los han movido nunca más que los Poetas y los Profetas, y ¡ hay del que no sepa levantar, frente a la poesía que destruye, la poesía que promete, eleva y alza el espíritu, y que mueve a dar la existencia por la esencia, y la vida material por la celestial de hijos de Dios en Jesucristo el Señor ! “.

Cuando España se debate entre una absurda y tibia pasión política y la más extrema desilusión vital y política, José Antonio ayuda con su magisterio vital, basado y analizado a la luz del de la Iglesia y el Evangelio, a redescubrir la capacidad de vivir al servicio de una Empresa Santa que merece la pena.

Ni conformistas, ni indignados: el Fundador de La Falange nos enseña a instalarnos en una Vocación de Servicio y de Virtud porque la corrupción viene de planes, sin Cristo, en los que la nación, el pueblo, la tierra, la clase o el partido son idolatrados y antepuestos a Él. José Antonio habla del Sano y Santo Patriotismo en el que España fue Gloriosa y Dorada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15