POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: MÉXICO ¿QUÉ PRETENDE EL TRIO ITAMITA QUE CONTROLA EL IMSS? LA RESPUESTA APUNTA A SOROS

Imagen ilustrativa: La Vanguardia. (Robledo Aburto, pro  Hillary)

(*)-Sin Compromisos. La otra Historia

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) siempre estuvo en la mira privatizadora de los gobiernos neoliberales; hoy, está en riesgo de ser entregado al poder global de George Soros, quien incrustó en su estructura a tres de sus fieles operadores, todos ellos egresados del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Soros, como es sabido, promueve la escisión de los pueblos mediante las autonomías, las migraciones controladas, la agenda lésbico-gay, la legalización de las dogas y el control de las instituciones nacionales de salud y de asistencia social.

¿Quiénes son esos tres itamitas incrustados por Soros en el IMSS, que es la columna vertebral del sistema de salud en México y, por ende, una institución de la que depende la seguridad nacional?

Pues ni más ni menos que el director general del Instituto, Zoé Robledo Aburto; el director de Vinculación Institucional y Evaluación de Delegaciones, David Razu Aznar, y el recién nombrado coordinador técnico de Vinculación Internacional, Antonio Attolini Murra.

Zoé Robledo Aburto

El actual director general del IMSS es hijo del exgobernador priista de Chiapas, Eduardo Robledo Rincón, quien gobernó esa entidad del 8 de diciembre de 1994 al 14 de febrero de 1995. Renunció a la gubernatura debido a las presiones del autodenominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

El EZLN, en concordancia con la ideología globalista de Soros, trabaja para balcanizar al sur-sureste de México —rico en biodiversidad, agua, uranio y otros metales raros— con el pretexto conseguir la autonomía de cada comunidad indígena.

Zoe Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social -al centro-, en un evento del Senado de la República. (Foto: IMSS)

Zoé Robledo evidenció sus vínculos con Soros el 4 de noviembre de 2016, cuando, en su carácter de senador de la República, apoyó a la entonces candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton (muy vinculada al especulador de origen judío húngaro).

Sonriente, posó junto a senadoras como Dolores Padierna (hoy diputada federal de Morena y vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso de la Unión), Mariana Gómez del Campo (panista y familiar de Margarita Zavala de Calderón) e Hilda Flores Escalera (del PRI).

Teniendo de fondo el lema de Vicente Guerrero de «La Patria es primero», en un ambiente de fraternidad, Zoé Robledo y acompañantes se entrometieron en la política interna estadounidense. Para ellos, no fue obstáculo lucir la estrella y las barras blancas y rojas que caracterizan al poder yanqui.

De entonces para acá, han pasado casi tres años. Estados Unidos se prepara para las elecciones de noviembre del año próximo. Trump, el vencedor de Hillary, busca la reelección. Es obvio que Zoé Robledo está contra el actual inquilino de la Casa Blanca, enemigo declarado de Soros.

En su comparecencia ante el Senado, llevada a cabo este lunes 7 de octubre de 2019, Robledo Aburto criticó a las administraciones neoliberales que le antecedieron por lograr un superávit financiero en el IMSS a costa de la salud de las personas.

Dijo que tal práctica se acabó y anunció multimillonarias inversiones. En tono solemne, dijo que austeridad no será igual a recorte de gastos. Para avalar su dicho, subrayó que la austeridad en el seguro social «… es para evitar destinar recursos en gastos administrativos o nómina de apoyo; por eso, se cancelaron todas las plazas de chóferes (sic) y asesores; se ajustaron a la baja los niveles salariales de los mandos superiores y se ajustó también la prestación de vehículos». (1)

Hoy, Zoé Robledo se ve en el IMSS; mañana —hablando metafóricamente—, como gobernador de Chiapas, con la posibilidad de hacer y deshacer a su antojo. O mejor dicho, conforme a los antojos de Soros.

Antonio Attolini

Dice un refrán que «Del plato a la boca se cae la sopa». Otro refiere que «Del dicho al hecho hay mucho trecho». Uno más apunta que «Más pronto cae un hablador que un cojo». Resulta que Zoé Robledo —promotor de la supuesta austeridad en el IMSS— contrató a Attolini y le pagará más de 90 mil pesos al mes.

De acuerdo con tabuladores oficiales, un médico especialista “C” en el Seguro Social percibe un salario bruto mensual de 39 mil 801 pesos y un subdirector médico en hospital “F” tiene un ingreso bruto mensual de 56 mil 919 pesos.

Según la misma fuente, una enfermera especialista “A” gana al mes, antes de pagar impuestos, 17 mil 705 pesos y una dietista, 13 mil 379. (2)

Antonio Attolini Murra. (A la izquierda-Foto: Facebook)

Attolini, un fósil que estuvo 14 años en el ITAM, y que fue un traidor al Movimiento #YoSoy132, se aprovechó de éste para llegar a Televisa en calidad de «analista». Lo reclutó Enrique Krauze, el mismo que opera para Soros en Chiapas, junto con Jorge Castañeda Gutman y Juan Villoro. (Éste, funge como enlace con el EZLN).

Aparte de su actividad en Televisa, Attolini «trabajó» en la anterior legislatura del Senado de la República, siempre bajo la protección de Zoé Robledo.

Hoy, como nuevo coordinador técnico de Vinculación Internacional del IMSS, «trabaja» oficialmente para que los mexicanos residentes en Estados Unidos paguen la atención que le dé el Seguro Social a sus familiares en México. Soros pondría las redes financieras, por supuesto.

Attolini tiene las facultades legales para firmar convenios con autoridades de salud de otros países.

Lógico resulta inferir, pues, que en un segundo momento, se abra el Seguro Social a los miles y miles de inmigrantes que trae Soros a México, para que éste pueda sacarles la mayor raja posible.

David Razu Aznar

Es el subordinado de Zoé Robledo Aburto y jefe de Antonio Attolini. Es un político de formación socialdemócrata que impulsó la legalización los «matrimonios» igualitarios en la Ciudad de México. Su agenda lésbico-gay es la misma de George Soros.

David Razu Aznar. (Al centro, de camisa a cuadros color lila). Foto tomada de redes sociales

Su labor en el IMSS, como director de Vinculación Institucional y Evaluación de Delegaciones. le permite controlar todas las estructuras del Instituto.

A David Razu Aznar le corresponderá operar la atención a los miles de inmigrantes traídos por Soros a México, comenzando por los que están en Chiapas. ¡Siempre Chiapas!

La traición en ciernes

Es válido pensar que una parte importante de los 30 millones de votos que obtuvo Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial del 1 de julio de 2018 la aportaron los mexicanos que se oponían y se oponen a la privatización del Seguro Social.

El nuevo gobierno, en efecto, frenó el proceso privatizador, pero inició la entrega del IMSS al especulador Soros. Zoé Robledo, David Aznar y Antonio Attolini reventarán al IMSS en Chiapas, dispensando la atención médica a los migrantes manipulados por el especulador e   importante patrocinador del Partido Demócrata de los Estados Unidos.

Así, los antillanos, centroamericanos y africanos desplazarán paulatinamente a los mexicanos de esa región (muchos de los cuales no tienen un sentimiento de identidad nacional definido, pues se sienten más chamulas, tzeltales, tojolobales…) y Chiapas se convertirá en un estado ajeno a la mexicanidad. En un estado donde las comunidades originarias reclamarán su autonomía absoluta, al estilo de Cataluña.

La balcanización de Chiapas beneficiará a los supracapitalistas, quienes podrán hacerse con el control del campo, el agua, la biodiversidad, el uranio y demás recursos.

Soros utilizará a Chiapas como pivote para diseminar los afanes secesionistas en Campeche (de donde es Razu), Veracruz, Oaxaca y Guerrero. (Téngase en cuenta que otro movimiento secesionista se manifiesta cada vez con mayor intensidad en el norte de México).

La causa ajena detrás de todo

Todos estos escenarios  distan de ser casuales. Tienen una causa clara: el debilitamiento del sionismo en Israel y Estados Unidos.

En Israel, Benjamín Netanyahu perdió la preponderancia, vencido por Soros. En Estados Unidos, el sionista Trump está a punto de ser sometido a un «impeachment» (o juicio de destitución) porque su protector, Netanyahu, va en caída libre. (Trump tiene ya su propio plan para Centroamérica porque ve que el de López Obrador está bajo la influencia de Soros).

Las reverberaciones del debilitamiento del poder global del sionismo de derecha se sienten, incluso, en el Reino Unido, donde el primer ministro Boris Johnson se tambalea.

En cambio, el poder global del sionismo de izquierda, el de Soros y Rothschild, va en ascenso. Esto explica que el IMSS haya sido entregado a tres itamitas sorosianos: Zoé Robledo Aburto, David Razu Aznar y Antonio Attolini Murra.

Si esta pandilla logra desfondar al IMSS, cosa que no lograron los más feroces neoliberales, la paz social, la seguridad interna y la seguridad nacional de México estarán en focos rojos. De ese tamaño es el problema.

Referencias electrónicas

  1. Perla Miranda y Suzzete Alcántara. “Austeridad republicana no es igual a recorte de gastos: Zoé Robledo”. El Universal. Consultado en https://www.eluniversal.com.mx/nacion/austeridad-republicana-no-es-igual-recorte-de-gastos-zoe-robledo
  2. Instituto Mexicano del Seguro Social. “Sueldos personal médico”. Consultado en https://www.segurosocial.social/imss/sueldos.php

(*) Periodista mexicano

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15