POR LOS FRENTES DEL MUNDO: Crisis en Podemos: Iglesias y Errejón escenifican su ruptura a pocos días de las elecciones autonómicas gallega y vasca

pabloiglesiaseinigoerrejonenbronca

Redacción de Alerta Digital

La sorda pugna interna entre pablistas y errejonistas que Podemos vive desde hace meses se transformó súbitamente en fuego cruzado diálectico durante la tarde de ayer entre los dos cerebros del partido morado: A pocos días de las elecciones gallegas y vascas, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se enzarzaron en Twitter sobre el fututo de su proyecto político y el tono que sus cargos deben adoptar tanto en las instituciones como en los medios de comunicación. Ante la atónita mirada de la militancia y de toda la opinión pública, los dos hemisferios del cerebro de Podemos ventilaron sus diferencias de orientación sobre el rumbo de su proyecto político y evidenciaron que –lejos de ser un «relato» alentado por «los medios del régimen amenazados por la aparición de Podemos»– la falta de unidad de criterio en el núcleo de formación emergente es un hecho incontrovertible.

La polémica surgió tras un mensaje publicado por el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, en el que se atrevió a criticar una de las ideas lanzadas por Iglesias durante el mitin que celebró ayer en el Paraninfo de la Universidad de La Coruña. El secretario general de Podemos sacó a relucir su retórica más incendiaria durante su discurso y criticó con dureza a aquellos que, incluso dentro de su partido, se preocupan más de las formas que del fondo. «No importa lo que digas, no importa lo que hagas, importa el tono en el que te expreses. Parece que el problema es asustar a los creadores de opinión. No hay que dar miedo», fue una de las frases de su intervención en las que la mención tácita a Errejón y su filosofía política resultó más evidente. La contestación del número dos del partido en Twitter no tardó en llegar: «A los poderosos ya les damos miedo, ése no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre pero aún no confía en nosotros». Las dos tendencias fundamentales de Podemos quedaron telegráficamente retratadas en estos dos mensajes. Poco después –aún acalorado por su despliegue oratorio en la tribuna o quizá dejándose llevar por esa dinámica de confrontación tan común en las redes sociales– Iglesias contestaba: «Sí, compañero Errejón pero en junio dejamos de seducir a 1 millón de personas. Hablando claro y siendo diferentes seducimos más». Conviene recordar que la explicación que dan los pablistas –partidarios de la alianza con IU– del poco satisfactorio resultado electoral del 25-J es la atenuación del discurso de Podemos, mientras que los errejonistas creen que fue la confluencia con los comunistas lo que hizo que se perdiera ese millón de votos.

Esta preocupante falta de unidad de criterio no es percibida como una debilidad por Iglesias sino como una fortaleza. En este sentido hay que entender el siguiente mensaje con el que intentó apaciguar la situación: «Mientras otros se mandan recados subliminales, en Podemos estamos orgullosos de debatir con las puertas abiertas. Ser diferentes es eso». La respuesta de Errejón no tardó en llegar, también en tono conciliador: «Sin duda. Llegamos lejos pensando con categorías propias. Debemos seguir haciéndolo para recuperar nuestro país. Seguimos».

Aparente cierre de filas

A juzgar por el comportamiento en redes sociales del resto de líderes de Podemos es patente que, hoy por hoy, el peso del secretario general y su liderazgo dentro del partido es indiscutible. Los principales portavoces de la formación morada cerraron filas con Pablo Iglesias en cuanto se desató la tormenta con Errejón.

El primero en alinearse con las tesis del líder fue Rafael Mayoral. Su tuit de alusiones bíblicas rezó así: «David no venció a Goliat haciéndose el simpático. Implacables en el combate, generosos en la victoria. Fuerza plebeya». Tambien Ramón Espinar –líder de Podemos Escucha, corriente interna que luchará por el poder en Madrid contra Proceso Adelante, la candidatura de Rita Maestre– apoyó a Iglesias en la disputa: «No les da miedo un partido, les da miedo la gente. La clave es no ser partido, sino herramienta de la gente». Echenique también fue fiel a quien le eligiera secretario de Organización tras cesar a su predecesor, el errejonista Sergio Pascual. «Compas Iglesias y Errejon, no sé qué botón del núcleo irradiador habéis tocado, pero me he levantado de la siesta y ‘‘tono’’ es trending topic», dijo primero en clave humorística Echenique para luego dejar claro que: «Más allá de debates teóricos y estratégicos, a mí los discursos de Pablo Iglesias me emocionan como el primer día».

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15