ROBERTO CENTENO, INGENIERO Y ECONOMISTA: “LOS LATINOS SERÍAN LOS GRANDES BENEFICIARIOS DE LAS MEDIDAS ECONÓMICAS QUE TRUMP PROPONE”

ROBERTOCENTENOFoto: Roberto Centeno

Alerta Digital- Roberto Centeno (foto de arriba), lleva años denunciando la manipulación los datos económicos oficiales y ofreciéndonos su diagnóstico acerca del estado real de las cuentas públicas. Lo hace de una forma amena y didáctica, fruto sin duda de su fertilísimo paso por las aulas, donde tuvo entre sus alumnos al hoy ministro de Economía, Cristóbal Montoro. “Hay muchos economistas en España mucho mejores que yo, la única ventaja que tal vez tengo sobre ellos es que puedo permitirme decir la verdad y poner de manifiesto la escandalosa manipulación de las cifras económicas esenciales, desde el PIB a la presión fiscal. Algo que otros no pueden permitirse”, nos explica. Hace más de 20 años que anticipó con sorprendente precisión lo que hoy nos ocurre y, pese al mutismo de la prensa, sus opiniones y análisis fueron y son una refrescante alternativa a la palinodia oficial. Se trata de Roberto Centeno, colaborador de AD, economista, ingeniero de minas y ex consejero delegado de Campsa, pero sobre todo, un español siempre fiel a España y a sus sólidos principios.

Y tratándose el nuestro de un país donde con tanta facilidad se enajenan valores, se trasvierten principios y se recalifican voluntades, no sería capaz de hallar para él mejor presentación. Desde esa posición ha sabido mantener su magisterio moral e intelectual a salvo de conchabados políticos y componendas económicas. Esa independencia le confiere la autoridad necesaria para que sus postulados merezcan ser doblemente respetados y tenidos en cuenta. Patriota español confeso, devorador de libros y aficionado a los deportes náuticos, Roberto Centeno ha sido requerido por el equipo de campaña del candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Su tarea principal será ofrecer su opinión y poner su experiencia de cara al objetivo de la captación del decisivo voto latino para el candidato neoyorquino. De todo ello hemos conversado con Roberto Centeno en la siguiente entrevista; la entrevista a uno de los últimos españoles que merecen ser considerados auténticamente libres.

  • ¿En qué consistirá su tarea dentro del equipo de campaña de Donald Trump?

Pues en algo tan sencillo como darles mi opinión acerca de cómo mejorar las expectativas de voto latino que es esencial en algunos Estados y que tienen realmente mal por algunas manifestaciones, tan disparatadas como absolutamente innecesarias, del propio Trump, como por ejemplo su propuesta de separar México de EEUU con un gigantesco muro. Que me hagan caso o no, que pueda ser útil o no, eso ya es otra historia.

  • Estamos viendo en las elecciones norteamericanas un hecho sin precedentes. A Trump insultan y descalifican hasta presidentes, jefes y miembros de gobiernos extranjeros y aliados, sin que a nadie escandalicen estas injerencias. Contra Trump todo está permitido, incluida la violencia en sus mítines, atroces manipulaciones en televisiones y periódicos que han perdido toda vergüenza y honra en esta campaña y hasta el grotesco recurso de tacharlo de agente de Moscú. ¿Quién cree que está detrás de esta campaña mundial contra Trump, pero sobre todo, qué es lo que temen si sale elegido el empresario neoyorquino?

Bueno, en EEUU las opiniones de presidentes, jefes de Estado extranjero, y las opiniones de los medios fuera del país, no cuentan absolutamente nada; son meros ceros a la izquierda. La mayoría de los norteamericanos desconocen totalmente a esas personas e incluso no saben ni que existen muchos de sus países. Si eso se extrapola a lo que digan o dejen de decir los medios europeos, infinitamente menos aún; así que, como dicen en mi pueblo, es como si dicen misa.

Esta campaña de desprestigio hay que entenderla sobre todo en clave local. Tratan de explicar, no a los electores norteamericanos sino a los suyos, que lo que propone Trump, como que la economía la gestiona mejor un empresario de éxito que una casta política de parásitos e indocumentados, es un disparate, y que lo bueno es que continúe la actual política de despilfarro, el enchufismo masivo, la subida de impuestos a los niveles más altos del planeta, y la apertura de fronteras a una oleada de inmigrantes que viven de las ayudas públicas y que destruyen nuestra cultura y los valores que hicieron grande Europa.

En España, la izquierda y muy especialmente, los bolcheviques bolivarianos de Podemos, están favoreciendo escandalosamente a los islamistas, en lo que denominan “reconquista de Al Andalus”. Por ejemplo, la demencial política de la señora Colau en Barcelona, donde quiere hacer obligatoria la enseñanza del islam en los colegios públicos, mientras prohíbe la religión católica, ha hecho que numerosas web islamistas hayan empezado a efectuar llamadas a los musulmanes para que se instalen masivamente en Cataluña, donde ya existe más de medio millón. Están explicando que la señora les está concediendo todo tipo de ayudas públicas y que va a poner 30.000 viviendas a su disposición.

Lo que defienden muchos políticos europeos (no todos, el presidente de Hungría, por ejemplo, es un entusiasta de Trump) y los burócratas de Bruselas en particular, lo expresó con meridiana claridad un periodista inglés que asistió a una conferencia de don Antonio García Trevijano y un servidor en Bruselas, cinco días antes del referéndum del Brexit. “Mire usted, señor Centeno”, me dijo, “nos gustaría quedarnos en la Unión Europea, pero hay dos cosas que no podemos tolerar: la primera, que sea la burocracia más inepta y corrupta de Occidente quien gobierne nuestro país -algo de lo que no tenía que convencerme porque lo viví en primera persona cuando en 1990 denuncié la falta de competencia en el mercado energético español y los monopolistas petroleros sobornaron a los directivos clave y consiguieron consolidar su oligopolio – y la segunda, que no queremos que nuestras ciudades se conviertan en una nueva Bruselas, que de 1,2 millones de habitantes, 400.000 son belgas, 400.000 son burócratas de otros países que trabajan en las instituciones y 400.000 son musulmanes, más de la mitad de los cuales vive de las ayudas públicas”.

  • DONALDTRUMPOFENSIVOClaro que Trump ha ayudado mucho a sus enemigos. Su perfil y carácter impide que sus asesores le frenen en uno de sus rasgos más valorados por sus seguidores y que es también su perdición: ese decir lo que piensa. Exactamente lo que jamás haría Hillary Clinton.

Ciertamente, Trump es un personaje muy peculiar. Visto desde fuera ha realizado afirmaciones que le han perjudicado muchísimo, y digo visto desde fuera porque su votante objetivo, el americano medio de raza blanca que rara vez vota sus a veces disparatadas propuestas, parece que les encanta, aunque personalmente creo que le perjudican. Sin embargo ha ido desmintiendo uno a uno todos los pronósticos. Nadie daba un céntimo por su nominación. Jeff Bush tenía todas las papeletas para ganar la nominación de su partido, dispuso de una enorme cantidad de dinero y del apoyo de todos los grandes personajes del aparato republicano. Y al final Trump le ganó por goleada. A pesar de tener a todo el ‘establishment’ en contra y de un comportamiento abiertamente criminal de los medios, tergiversando sus declaraciones a límites inauditos, está consiguiendo ríos de dinero para su campaña, mientras que los demócratas no paran de poner anuncios en los medios para reclamar fondos.

A día de hoy los sondeos dan ganadora a la señora Clinton pero a la vista de lo anteriormente dicho, de aquí a noviembre puede suceder cualquier cosa. Creo que es demasiado pronto para que los demócratas canten victoria. Además, hay dos temas que pueden dañar e incluso destruir a la señora Clinton. El primero es que Trump ha nombrado candidato a vicepresidente al gobernador de Indiana, lo que le garantiza el voto evangélico. Ya sabemos que el voto evangélico por sí sólo no es suficiente para ganar, pero sin él resulta muy difícil alzarse con la victoria. El segundo es el ISIS. Trump ha acusado directamente a su contrincante de haberlo creado. Si esto se demuestra supondría el fin de la señora Clinton. Creemos que Putin, al que Trump admira, puede aportar pruebas sin duda definitivas. El tema es tan grave que la señora Clinton ha tenido que reconocer que se equivocó apoyando a determinados grupos de rebeldes opositores al presidente de Siria, Bashar al-Ásad.

  • Usted es a nuestro juicio la principal autoridad económica de España. ¿Qué diferencia el programa económico de Trump del de su rival?

Su afirmación, aunque la agradezco, es una exageración manifiesta. Sólo Enrique Fuentes Quintana mereció un día este título. Hay muchos economistas en España mucho mejores que yo. La única ventaja que tal vez tengo sobre ellos es que puedo permitirme decir la verdad y poner de manifiesto la escandalosa manipulación de las cifras económicas esenciales, desde el PIB a la presión fiscal. Algo que otros no pueden permitirse. Habría que ser muy insensato para poner en riesgo las cosas de comer, y con la maldad, la arbitrariedad y el cinismo que caracterizan a quienes nos gobiernan, esto es exactamente lo que le sucedería a cualquiera que pusiera en peligro su lucrativo negocio de un Estado desmesurado, incontrolable y corrupto, financiado por los mayores impuestos de nuestra historia y preso del endeudamiento masivo, que será la ruina de las generaciones futuras.

En cuanto al programa económico en EEUU, es sin duda el elemento más importante para decidir la presidencia. Los votantes deberán escoger entre confiar en un empresario de éxito o en un ‘establishment’ que sólo entiende de proyectos cuya rentabilidad es exclusivamente política y cortoplacista. Trump aboga esencialmente por reducir los impuestos a los trabajadores y la clase media, por la repatriación de los beneficios a las grandes multinacionales, que utilizan toda clase de ingeniería fiscal para evadir impuestos, y por acabar con los tratados de libre comercio transnacionales que perjudican en su opinión a los EEUU y destruyen empleo de forma masiva. La señora Clinton, por el contrario, seguirá la política de Obama, favorable esencialmente al ‘establishment’, razón por la cual los medios controlados por ellos, que son casi todos, están atacando sin piedad a Trump en las que ya son las elecciones más sucias desde hace un siglo.

  • Ha sostenido hace unos días que Trump está en mejor disposición de luchar contra el desempleo y de aligerar la carga fiscal sobre la clase media y la trabajadora de EEUU. ¿Podría explicarnos por qué?

Para que la gente sepa de qué estamos hablando, lo primero es explicar que la presión fiscal en EEUU es muy inferior a la de Europa en general y a la de España en particular. La semana pasada, la señora Clinton hizo pública su declaración de impuestos en 2015. Para unos ingresos de algo más de 10 millones de dólares (unos 9 millones de euros), había pagado un impuesto sobre la renta del 34%. En España, si hubiera algún despistado que declarara esta cantidad, habría pagado entre renta y patrimonio (inexistente en EEUU) más del 60%. Despistado porque las personas que en España ganan esta cantidad o más pagan solo un 1%, gracias a las SICAV implantadas por los socialistas durante los 80, unos instrumentos jurídicos fiscales que permiten a los ricos estar exentos de la mayoría de impuestos. Pero la gente del común, la clase media y la clase trabajadora pagan hasta el último céntimo y por término medio un tercio más que rentas similares en los EEUU.

Pues bien, el proyecto de Trump es bajar más aún esta fiscalidad hasta representar una cifra, que para entendernos será del orden de la mitad de lo que pagan en España la clase media y la clase trabajadora, una de las razones por las cuales son precisamente los latinos, que entran plenamente en este segmento de población, los más beneficiados, algo en lo que estoy insistiendo, debe ser el eje central de su estrategia para captar el voto de ese sector de la población. Además – y esto es muy importante – debería hablarles en español siempre que ello sea posible e incluso les he subrayado la importancia de que el propio Trump utilice siempre algunas frases en español y se rodee de los líderes de estas comunidades en aquellos lugares que cuenten con mayoría latina.

Adicionalmente Trump quiere cambiar las reglas de juego impuestas por la globalización y que tanto están perjudicando a los trabajadores de EEUU y Europa. Para empezar, países como China, al igual que Japón, llevan 20 años tomando el pelo a todo el mundo al mantener un tipo de cambio para su moneda artificialmente bajo. Para proteger de ello a la economía de EEUU, Trump habla de implantar aranceles a estas importaciones, lo que ha provocado que el ‘establishment’ haya puesto el grito en el cielo, tachándolo de retrógrado y proteccionista, cuando no se trata de otra cosa que de legítima defensa de los intereses de los trabajadores ante el incumplimiento de las reglas de juego limpio en los tipos de cambio por parte de China. Asimismo quiere denunciar todos los tratados de libre comercio que perjudican seriamente a los trabajadores americanos. Curiosamente, los bolcheviques bolivarianos de Podemos, cuya ignorancia solo es superada por su sectarismo, piden lo mismo; es decir, no firmar el Tratado de Libre Comercio UE-EEUU, ya que como no saben ni donde tienen la mano derecha piensan que beneficia a EEUU, cuando lo que ocurre es exactamente lo contrario.

  • Hay algo que ni sus enemigos le pueden discutir a Trump: su triunfo en el mundo de los negocios. ¿Cree que ha llegado la hora de los gestores frente a los políticos profesionales como Clinton?

Esta es precisamente la razón esencial por la que la casta política europea reniega de Trump, ya que si ganara las elecciones y demostrara que los gestores son infinitamente superiores a los políticos profesionales que nunca han gestionada ni una mercería, sus pueblos comenzarían a preguntarse por qué razón siguen mandando estos ineptos. En España tenemos la demostración inequívoca de ello: en 1959 se puso en marcha un Plan de Estabilización, seguido de una serie de Planes de Desarrollo, que elevaron nuestro crecimiento al 7,5% anual durante 15 años, lo que nos hizo pasar del subdesarrollo a ser la octava potencia económica del mundo en 1975.

Estos planes fueron desarrollados por los mejores economistas del país, desde el comunista Sardá al centrista Fuentes Quintana. Todo ello ha sido literalmente destruido por la casta política parasitaria nacida en la Transición, una colección de incompetentes y corruptos que se repartieron España como si fuera un solar, dividiéndola en 17 trozos que funcionan sin control alguno y donde el nepotismo extremo, el latrocinio y el despilfarro nos están llevando al desastre. A día de hoy España ha retrocedido siete lugares en tamaño económico, y de una renta per cápita relativa a los nueve países centrales que en 1975 formaban la entonces CEE del 83% (desde el 56% en 1959) se ha hundido hoy al 71%. Algo que esta casta política sectaria y miserable que nos ha empobrecido y arruinado el futuro de nuestros hijos, así como los medios a su servicio, no cesa de ocultar y denigrar calificándolo de “desarrollismo franquista”. Pues eso es exactamente lo que quiere el pueblo español: desarrollismo franquista con pleno empleo y salarios crecientes y no el empobrecimiento y los salarios de miseria que ofrecen estos “demócratas” de pacotilla y que son auténticas organizaciones mafiosas con forma de partidos.

  • HILLARYCLINTONENELCFRCANDIDATADELNOMHillary Clinton representa las mismas fórmulas que han llevado Europa al desastre: empobrecimiento de las economías medias, pérdida de las raíces cristianas, apuesta por la multiculturalidad, islamización del país, la puesta en marcha de todos esos proyectos de ingeniería social que han deshumanizado al hombre occidental. ¿No cree que el espejo de Europa debería bastar para que el norteamericano medio visualice la línea roja que no debería ser franqueada?

Efectivamente, la señora Clinton representa las mismas fórmulas que están empobreciendo Europa y destruyendo nuestra identidad cultural y nuestras raíces ante la invasión del Islam radical. El problema es que el americano medio desconoce lo que es Europa, ya que la mayoría no sabe ni situar los países en el mapa. Nuestros problemas les traen completamente sin cuidado, es como hablarles de los extraterrestres. El espejo de Europa no sirve de nada.

  • Las últimas encuestas le dan a Trump una desventaja considerable sobre Clinton. ¿Qué valor concede a estos sondeos?

Si las elecciones se celebraran hoy es seguro que ganaría la señora Clinton, pero como antes he explicado, Trump ha superado con éxito los dos grandes desafíos que se veían imposibles hace sólo unos meses, la nominación y la financiación. Hasta noviembre queda mucho tiempo y pueden pasar muchas cosas. Insisto, si se demuestra que el ISIS fue una creación suya o que estuvo a las órdenes de multimillonario Soros – el que sacó el tema de los papeles de Panamá – en Albania y que apoyó a los golpistas de Kiev, como sugieren toda una serie de recientes correos que están siendo sacados a la luz, la señora Clinton puede pinchar gravemente.

En todo caso, lo que sí parece obvio es que la señora Clinton no tiene asegurada la Presidencia de EEUU. De ahí la importancia de que el equipo de campaña de Trump se acerque a comunidades como la latina, que siendo en principio hostiles a Trump, por algunas afirmaciones a mi juicio disparatadas, podrían cambiar de opinión si alguien les explica, claro y en español, que serían precisamente ellos los grandes beneficiarios de las medidas económicas que propone el magnate neoyorquino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15