VENEZUELA LEAKS: LA HISTORIA DEL BROKER FRANCÉS QUE LLEVÓ A SUIZA EL DINERO DE DIRIGENTES CHAVISTAS-SEGUNDO DE UNA SERIE

Charles-Henry de Beaumont es uno de los asesores financieros predilectos de los mandatarios del chavismo para invertir y ocultar un patrimonio que en muchos casos está siendo investigado

Por,  Alfredo Meza y Marcos García Rey-El Confidencial

“Nosotros no queremos ser ricos, ¡ser rico es malo! Es inhumano, así lo digo, y condeno a los ricos”, declamó el malogrado Hugo Chávez en un programa ‘Aló Presidente’ de junio de 2009.

El espíritu de los discursos revolucionarios y socialistas del presidente que gobernó Venezuela durante 14 años no caló del todo entre muchos de sus hombres de confianza. Entretanto, sus palabras eran motivo de mofa para intermediarios financieros internacionales, bancos suizos o bufetes de abogados que operan en paraísos fiscales. Esta historia va sobre uno de esos tiburones del mundo de las finanzas opacas, un francés que sí paga sus suntuosos gastos con una auténtica tarjeta ‘black’. Veamos.

Los contratos de obras en el sector energético y las comisiones logradas en el mercado cambiario bolívar-dólar hicieron multimillonarios a muchos de los altos funcionarios del chavismo. Se hicieron de oro de manera fulgurante participando en esquemas de soborno y de explotación de brechas del sistema, como mínimo alegales, para su provecho personal, según narran varias sentencias ya emitidas y los muchos procesos judiciales en marcha en países como Estados Unidos, España o la propia Venezuela.

La investigación denominada Venezuela Leaks desvela que una parte del patrimonio de muchos exdirigentes chavistas y empresarios enriquecidos bien relacionados con el Gobierno ha sido gestionado a través de sociedades en ‘offshore’ y entidades financieras de banca privada en varios países, principalmente en Suiza y de manera particular en Compagnie Bancaire Helvétique (CBH).

Los documentos internos del CBH que investigan El Confidencial y los medios venezolanos ‘Armando.info’, ‘El Pitazo’ y ‘Runrun.es’ muestran que esos dirigentes e inversores tuvieron a un asesor financiero favorito, Charles Henry du Bosq de Beaumont, nacido en Francia en 1976. Su localidad de origen, Saint-Julien-en-Genevois, está a menos de diez kilómetros de Ginebra.

Trabajó en plantilla del CBH entre el 27 de junio de 2011 y el 13 de marzo de 2013, de acuerdo con la ‘Gaceta Oficial de Comercio Suiza”. En esa fecha consta que le revocaron los poderes como director de la sede del CBH de Ginebra. Los archivos bancarios exponen cómo captó a clientes venezolanos hacendados y gestionó decenas de millones de dólares de sus fortunas a través de CBH y una red de sociedades registradas en jurisdicciones opacas como Panamá.

Pasaporte del bróker De Beaumont.

De Beaumont es lo que en el argot financiero internacional se llama ‘external asset manager’ (EAM) o gestor externo de activos. En CBH, sus cometidos consistían en atraer clientes en mercados emergentes como Venezuela, Brasil y Oriente Medio para luego venderles los productos del banco de Ginebra. Así lo explica su currículo, que está entre los documentos de la filtración a la que tuvieron acceso los periodistas. Estos intermediarios en Suiza están registrados ante la Autoridad Federal Supervisora del Mercado Bancario Suizo (Finma).

Un bróker bien formado y acaudalado

Entre 1994 y 1998, el francés hizo su carrera universitaria de grado y posgrado en finanzas y ‘marketing’ en la prestigiosa European Business School de París. En el entretanto pasó algunas temporadas en las también escuelas de negocios EBA de Múnich y Regent’s College de Londres.

El agente urdió una red de sociedades en paraísos fiscales para gestionar sus propios activos y canalizar también los de sus clientes

A partir de 2000, se desempeñó como asesor y bróker de grandes fortunas en firmas de consultoría de Londres, hasta que fue contratado como director de captación de activos en el BNP Paribas de Ginebra. Ocupó ese mismo cargo en CBH para mercados emergentes desde enero de 2010 hasta mediados de 2013, periodo en el que gestionó el patrimonio de los dirigentes chavistas, según muestra su CV.

De Beaumont comunica desde Gibraltar a CBH que la cuenta bancaria pasa a posesión de su esposa.

El intermediario vivió en Suiza hasta que a finales de 2013 traslada su residencia a otro lugar donde las operaciones financieras también brillan por su opacidad: Gibraltar. Ahora vive en República Dominicana, según varios testimonios recogidos de su entorno y su perfil de LinkedIn.

De Beaumont urdió una red de sociedades en jurisdicciones poco transparentes y paraísos fiscales para gestionar sus propios activos y canalizar también los de sus clientes. Lo hizo junto a su esposa, la suiza Alessandra Gherardi, quien es también propietaria al 50% de algunas de sus empresas. Ambos registraron sociedades y abrieron cuentas en Panamá, San Vicente y las Granadinas, Suiza o el archipiélago portugués de Madeira. Algunas de sus compañías son Amblia Limited, Upson Columbus Corp. o Novopax Consulting INC.

Entre sus clientes, en un documento de apertura de una cuenta en el Banco Espirito Santo portugués en 2013, describe De Beaumont de su puño y letra, están la misma petrolera estatal venezolana PDVSA o Greenhill International Ltd (San Vicente y las Granadinas), cuyo director general era por entonces el banquero y empresario venezolano Danilo Díazgranados.

De Beaumont abre cuenta en Banco Espirito Santo. Cita a sus clientes, entre ellos, PDVSA.

Los documentos de Venezuela Leaks revelan que los movimientos en las cuentas de Charles-Henry de Beaumont son millonarios, además de llevar un alto tren de vida. No en vano, era poseedor de la exclusiva tarjeta de crédito American Express Centurion Card, conocida como ‘black card’. No es fácil llevar una tarjeta ‘black’ en la cartera, ya que los clientes no pueden solicitarla ‘motu proprio’, sino que son los bancos los que la suministran a una élite de multimillonarios finamente seleccionados. Se entrega en un lujoso estuche de cuero. En España, la tienen unos 300 potentados.

Los archivos filtrados muestran varios gastos y saldos del asesor financiero con su tarjeta ‘black’. Por ejemplo, sabemos que en el verano de 2013 viajó bastante. Entre otros lugares, estuvo en Irlanda, en Reggello, localidad de la Toscana, y en Estepona y Marbella. (Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15