DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: HASTA DONDE HA LLEGADO LA INFILTRACIÓN EN EL GOBIERNO NORTEAMERICANO

Distintos periódicos de la época con titulares sobre el juicio y condena a Alger Hiss.

Por Aldo Rosado-Tuero

Actualmente las noticias sobre el descubrimiento de Ana Belén Montes, la analista del Pentágono, como espía al servicio del gobierno cubano, han causado estupefacción  y asombro, pero debemos recordar que hay muchos casos de igual o más espectacularidad que le han precedido.

Mucho antes de que el caso de Ana Belén explotara, ya se sabía de la enorme infiltración que habían logrado el comunismo internacional y la hoy extinta Unión Soviética en las más altas esferas gubernamentales de este país.

El más notorio de los casos lo constituyó el de Alger Hiss,(foto de la izq.mostrando un Alger Hiss joven) que fue descubierto como miembro de una célula comunista dentro del gobierno norteamericano, después de haber escalado hasta los más altos niveles dentro del Departamento de Estado, hasta el grado de llegar a ser Consejero del Presidente Franklin Delano Roosevelt, en la Conferencia de Yalta, donde Churchill, Stalin y Roosevelt,  decidieron como se dividiría al mundo después de obtenida la victoria contra las potencias del eje Roma-Berlín-Tokio.

Hiss escaló, apoyado por elementos encubiertos dentro del aparato gubernamental norteamericano hasta ser “clerk” del famoso juez de la Corte Suprema  Oliver Wendell. Después sirvió a Franklin D. Roosevelt en “el Nuevo Trato” (New Deal) desempeñando varias posiciones.

En 1936 ingresó al Departamento de Estado y rápidamente ascendió hasta llegar a ser Consejero  y acompañante del Presidente F.D. Roosevelt. En 1945 presidió la reunión de San Francisco en que se creó la ONU y también ocupaba la Presidencia de la Fundación Carnegie.

Como dato curioso, vale destacar que en el juicio contra Hiss testificaron a su favor muchos distinguidas figuras norteamericanas que lo describieron como  ‘bueno, honesto, patriótico”. Adlai Stevensson, lo describió como “confiable y leal americano”.

Todo eso se desplomó en el juicio en que fue condenado por perjurio, el traidor Alger Hiss.(Arriba a la izquierda: Alger Hiss, en 1992, poco antes de morir)

Otro de esos casos, en la misma época lo constituyó el descubrimiento de  Harry Dexter White,(en la foto a la izq.) colaborador muy cercano al Presidente Truman, quien lo había nombrado como el fundador por Los EE.UU. del Fondo Monetario Internacional y Asistante del Secretario del Tesoro, Henry Morgenthau. Cuando se descubrió que Dexter White le enviaba secretos del gobierno americano a la URSS, éste murió “convenientemente”, la noche anterior al comienzo de su juicio por espionaje.

Ha sido casi una constante la infiltración de los enemigos del american way of life y de la democracia a través de funcionarios no electos, pero que se sitúan en posiciones de toma de decisiones. Recordemos el importante papel jugado en el cuarto piso del Departamento de Estado (el lugar donde se toman las decisiones más importante) por William Weyland, que tanto ayudó a pulir la imagen de Fidel Castro con los “policymakers” y  que tanto hiciera por hacer salir a Fulgencio Batista del poder. Weyland no era otro que el ex miembro de la Brigada Lincoln—de las Brigadas Internacionales—que pelearon en la guerra civil española, del lado de los rojos y que contaban con comisarios políticos nombrados por Moscú. Weyland  fue uno de esos Comisarios, bajo el nombre de Rogelio Montenegro.

Por lo tanto no debe de asombrar a nadie, la facilidad con que se mueven dentro de este país los quitacolumnistas que actúan al servicio de Fidel Castro y sus herederos. Son muchos años de paciente e inteligente labor de infiltración, que ahora rinden sus frutos. Hay muchos funcionarios, en puestos claves, que están al servicio de los enemigos de esta nación y actúan diariamente, en silencio, como el comején, para socavar los cimientos de la democracia. Hay que estar con el ojo alerta, porque siguen los topos ahí, entorpeciendo la labor de los verdaderos norteamericanos, que defienden nuestra civilización.

(Publicado en la edición del  martes 26 de junio del 2007)

RECUERDOS DE UNA ANTIGUA CÁMARA

En esta foto publicada en 1956, se puede observar las instalaciones de la que fuera en su época, la Curtidora de Pieles (Tenería) más moderna de toda Iberoamérica: La Curtidora Tanín, de Cazabón, Genín y Cia. Esta importantísima industria, orgullo de la Cuba Republicana, estaba situada en el Municipio de Caibarién, en la antigua provincia de Las Villas.
Esta es otra prueba gráfica que desmonta las mentiras de los servidores de la tiranía cubana. Cuba estaba a la cabeza de Iberoamerica, junto a grandes paises como Argentina y Chile. Todo eso lo destrozó “el comunismo” implantado por la robolución destructora de los Castro.

AL FIN RADIO MARTÍ TIENE NUEVO DIRECTOR

Una nota de Aldo Rosado-Tuero

La noticia de que el periodista de larguísima data y experiencia, Tomás Regalado ha asumido la dirección de Radio y Televisión Martí, así como las plataformas cibernéticas y envíos de programas hacia Cuba, pone fin al impasse ocurrido desde que—debido a la victoria de Donald Trump—renunciase su anterior directora.

Muchos hablan del exalcalde Tomás Regalado, yo prefiero hablar del periodista que es él, conocedor de todos los intrígulis de la profesión. Que llega a un puesto que exige amarrarse los pantalones si realmente se quiere rescatar la credibilidad de esa plataforma ya bastante resquebrajada.

En mi opinión será la prueba de fuego para él. Ya debe de cesar la política impuesta de tratar con respeto y referirse a los verdugos de nuestro pueblo como presidente, ministros y otros y títulos y sobre todo lo de prohibir que se les llame dictadores, tiranos o esbirros.

Pero, donde el nuevo director de los Martí, se llenaría de gloria, sería si se empeña en rescatar de las manos de los gerentes de América Tevé la serie “Leyendas del Exilio” que el canal 41 se ha negado a transmitir en su segunda temporada y los transmite hacia donde de verdad deben de llegar: A Cuba, para que el pueblo cubano tenga una idea de lo que ha sido la lucha contra la tiranía. Y no solo transmitirlas, sino enviarla en discos y memorias para que se distribuyan en Cuba.

Esperamos que esta iniciativa no caiga en saco roto y se piense muy seriamente en esa tremenda posibilidad. ¡Arriba corazones! ùnanse a esta proposición. A Luis Alberto Ramírez “Katungo” y a mí se nos ocurrió que esta sería la mejor manera de salvar la serie de Lilo Vilaplana, pero no reclamamos, ni queremos que se nos reconozca la paternidad de la idea. Que la hagan suya personalidades con mucha mayores posibilidades y poder de convocatoria que quien esto escribe.

NO HAY POLÍTICO HONRADO, SI FUERA HONRADO, NO SERÍA POLÍTICO.

Por Marzo Fernández- Especial para Nuevo Acción

Siempre digo, los políticos son verdaderos  ILUSIONISTAS, con una mano te entretienen y con la otra te hacen el truco.  Viven de vender fantasías, y por desgracia hay quienes se las creen.

Los que me conocen, saben que me gustan los “pronósticos”,  información sobra, solamente hay que analizarla y ponerla en contexto. Hay que trabajar y pensar, además corres el riesgo de equivocarte.  Mejor es comentar por la noche lo que se publica en la mañana.  Como diría Alvarez Guedes,  vivir del cuento.

Como tengo la suerte, que nadie me paga, que no pertenezco a ninguna organización y que además soy Independiente, tengo la opción de escribir lo que quiero, cuando quiero, sin ningún tipo de compromisos.  No tengo que quedar bien con nadie.

Voy a lanzar un pronóstico sobre el Tema Cuba: El 26 de Julio del 2020, desaparece el Sistema Socialista en Cuba. Para lograr este objetivo, se han cumplimentado un conjunto de medidas, siguiendo una ruta crítica muy precisa.

El objetivo: implantar en Cuba un modelo similar al de China. UN CAPITALISMO  DE ESTADO BAJO EL CONTROL TOTAL DEL PARTIDO COMUNISTA

A tales efectos, las principales actividades económicas del país, la más eficientes y productivas ya están bajo el control de sus futuros propietarios.   Recuerden a Rusia, los principales dirigentes comunistas, hoy son los hombres más ricos de Rusia.  En el proceso de transición, se robaron el Patrimonio Nacional, ejemplo que se está siguiendo en Cuba al pie de la letra.

El retiro de Raúl del gobierno, con el objetivo facilitar la Transición, incluso mudándose a su casa-guarnición de Santiago de Cuba.  Distanciándose  de los Centros de Poder.

Modificar de forma inmediata la Constitución de la Republica, para adecuarla a los cambios que están previstos. Y lo que faltaba, ya está en camino.

Fue muy significativo, la misión diplomática que acompañó , en días pasados a Alicia Alonso a sus actuaciones del Kennedy Center de Washington.  Lo lograron, se reunieron con Pompeo.  La respuesta ha sido inmediata Jeff Flake en Cuba recibido con todos los honores, y la mejor de las sonrisas. Evidentemente ya se inició el papeleo. Recibió Díaz-Canel al senador estadounidense Jeff Flake y al presidente de Google. (Lea en esta misma edición la nota El cuartito está igualito-LII)

La gran idea, Trump acabó con el socialismo en Cuba, igual que Reagan acabó con el comunismo soviético   En el caso de Cuba la herencia que nos deja es peor que la enfermedad, ladrones como los hombres más ricos de Cuba, y un Partido Comunista reprimiendo  con mano férrea, al exhausto pueblo cubano.

PLAN B.   No descarten que Raúl vaya a pasar sus últimos días a Galicia, tienen creadas todas las condiciones.  Además el Nuevo gobierno español, lo recibiría como un héroe.

MIRÉMONOS EN ESTE ESPEJO: ¿SE REPETIRÁ ESTA HISTORIA EN CUBA?

En la foto: Ladislav Adamec hijo

Hijos de los dirigentes comunistas han hecho brillantes carreras tras la Revolución de Terciopelo

Por  Eva Manethová

Cuando en 1948 llegó al poder el Partido Comunista de Checoslovaquia, estableció una directriz implacable: los hijos pagan por sus padres. Si el padre había sido un empresario, un político del régimen anterior, un agricultor acomodado o un destacado intelectual, el hijo tenía dificultado el acceso a la formación secundaria y superior.

No obstante, cuando llegó en 1989 la Revolución de Terciopelo no se produjo una revancha. Por el contrario, los hijos de los dirigentes comunistas aprovecharon sus ventajas para iniciar exitosas carreras en el mundo empresarial. Prosperaban en el régimen comunista, y sus contactos les permiten seguir prosperando también en democracia.

Al celebrarse recientemente el juicio del penúltimo primer ministro comunista, Lubomír Strougal, acusado de impedir el procesamiento de miembros de la policía secreta, involucrados a finales de los 40 en brutales asesinatos, a la sala del tribunal lo acompañó su hija, Eva Janousková.

La hija de Lubomír Strougal (foto a la izquierda)no está mal ya que es co-proprietaria de un renombrado salón de modas. El hecho de proceder de la familia de uno de los más poderosos dirigentes comunistas no ha afectado en lo más mínimo su carrera tras la Revolución de Terciopelo.

Lumír Gatnar del Instituto de Sociología de la Academia Checa de Ciencias afirma que los hijos de la élite comunista contaban tras la caída del comunismo a finales de 1989 con mejores condiciones para el arranque de sus carreras que los demás. Es como salir un minuto antes del pistoletazo y correr en zapatillas mientras que los demás corren descalzos, comenta el sociólogo.

Una de las ventajas de los hijos de los dirigentes comunistas consistía en su ilimitado acceso a la formación ya que la posición de sus padres les abría de par en par las puertas de todas las escuelas superiores del país. Por el contrario, los hijos de los signatarios de Carta 77 y de otros opositores no tenían acceso a la enseñanza universitaria.

Eva Janousková, hija del penúltimo primer ministro comunista, Lubomír Strougal,cursó en los años de la llamada normalización la Facultad de Derecho de la Universidad Carolina de Praga y en el mismo centro docente enseñó posteriormente Derecho socialista.

También el inicio de la carrera de la hija de Lubomír Strougal en el mundo de la moda fue propiciado por la posición de su padre y de su marido que trabajaba en Filmexport, empresa estatal que exportaba películas checoslovacas.

Sus modelos llegaron rápidamente a las pasarelas y a las clientes gracias al festival de cine de Karlovy Vary adonde iba regularmente con su marido en los años 80. El ser hija del primer ministro allanó a Eva Janousková el camino a los grandes desfiles de moda televisados. Otras diseñadoras, seguramente que no menos inventivas que la hija de Strougal, no se atrevían en los años 80 ni siquiera a soñar con tales posibilidades.

Eva Janousková decidió abandonar el Derecho y desde 1991 se dedica plenamente a la moda. Su carrera se vio facilitada también por el hecho de que contaba con el capital necesario, a diferencia de sus colegas.

El último secretario general del Partido Comunista de Checoslovaquia antes de la Revolución de Terciopelo, Milous Jakes, afirma en su libro de memorias que la mayoría de los funcionarios del partido jamás utilizó abusivamente las prerrogativas de su cargo. Sin embargo, la vida de Milous Jakes hijo desmiente los alegatos de su padre.

Milous Jakes hijo obtuvo sin problemas la formación superior. Siguiendo las huellas de su padre optó por la carrera política, llegando a ocupar destacados cargos en la dirigencia de la Unión Internacional de Estudiantes.

Cuando Milous Jakes hijo decidió adquirir una segunda vivienda compró del Estado una casa rural con un extenso terreno. Por el inmueble pagó un tercio del precio establecido por la tasación y por el terreno adyacente, una décima parte del precio real.

La casa adquirida por el hijo del ex secretario general del PC de Checoslovaquia en condiciones tan ventajosas había tenido una dramática y triste historia. En los años 50 fue expulsada de la casa una pareja de agricultores ancianos que no estaban en condiciones de cumplir las entregas obligatorias de productos agrícolas al Estado. Los dueños de la granja acabaron por fallecer en un asilo de ancianos. Pero antes, presionados,”donaron”, entre comillas, su casa al Estado.

Después de la Revolución de Terciopelo, los descendientes de los ex dirigentes comunistas podían aprovechar una densa red de contactos. Es que en la economía quedaron en los puestos decisivos muchas personas comprometidas con el anterior régimen totalitario. El relevo de las viejas guardias tuvo lugar más bien en la esfera política que en la economía.

Las informaciones y los contactos adquiridos durante el régimen comunista servían a la perfección también en el período postcomunista. Un ejemplo ilustrativo es la carrera empresarial del hijo del miembro del Comité Central del Partido Comunista de Checoslovaquia y ex primer ministro federal de la época comunista, Ladislav Adamec.

Después de la Revolución de Terciopelo de 1989 Ladislav Adamec hijo participó en la fundación de la primera sociedad anónima, formada por las empresas estatales del comercio exterior. Surgió la firma FINEX que se transformó en FINOP que acabó por desaparecer. En turbias operaciones desaparecieron también miles de millones de coronas que pertenecían al Estado. Ladislav Adamec hijo era uno de los directivos.

Desde 1991 Ladislav Adamec junior figuró en los consejos de administración de más de treinta empresas. Durante cuatro años fue presidente del consejo de vigilancia del Banco de Bohemia, durante tres años presidió el mismo organismo en Omnipol, firma que se dedica a la exportación de armamento.

Cuando quebró el banco Bohemia, Ladislav Adamec hijo compró del liquidador, el ex ministro de Finanzas comunista Nikodým, dos fondos de privatización por cupones controlados por la casa bancaria. Adamec pagó 42 millones de coronas y los fondos que adquirió tenían en su cuentas 290 millones.

El hijo del ex dirigente comunista, Ladislav Adamec, es considerado hoy en día como uno de los cinco hombres más ricos de la República Checa.

EL CUARTITO ESTÁ IGUALITO-LII: CADA VEZ MÁS LEJOS DE CUMPLIRSE LAS PROMESAS HECHAS EN “EL ARTIME.”

FUNCIONARIOS DE EE.UU. SE REUNEN CON  DÍAZ  CANEL, ACOMPAÑADOS POR  EL ENCARGADO DE NEGOCIOS AMERICANO EN CASTROLANDIA

Según la prensa del régimen, conversaron acerca de las posibles áreas de cooperación de “mutuo interés”

Miguel Díaz-Canel recibió hoy al senador republicano estadounidense Jeff Flake y al presidente ejecutivo de la compañía Google, Eric Schmidt.

Durante el encuentro, Díaz-Canel y los visitantes estadounidenses intercambiaron sobre el estado de las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos, y acerca de las posibles áreas de cooperación de “mutuo interés” entre ambas naciones, según informaron medios oficiales.

Otro de los temas tratados en la reunión fue la actualidad internacional, precisa la nota publicada en la web de la Cancillería.

Los visitantes estuvieron acompañados por el encargado de negocios de los Estados Unidos en Cuba, Philip Goldberg, y el asesor del presidente de Google para Cuba, Brett Perlmutter.

Por la parte cubana participaron el director y la subdirectora para Estados Unidos de la Cancillería, Carlos Fernández de Cossío y Johana Tablada.

CON COMENTARIO

“”Esa cantidad de horas de programación de calidad nos hace el medio con más influencia política en los condados Miami Dade, Broward y Monroe”,-Carlos Vasallo: -CEO  de América Tevé-Canal 41.

Y por eso es súper peligroso la tele-novelita española  “Amar en Tiempos Revueltos” que comenzarán a pasar desde el próximo lunes. Háganselo saber  para que luego no nos diga que no lo sabía.

LA CULPA DE TODO NO LA TIENE EL TOTÍ; SINO LOS QUEDAITOS DE OBAMA

Por, Dr. Santiago Cárdenas- Especial y en primicia para Nuevo Acción

En el drama cubano la racionalización como mecanismo de defensa colectiva abunda. Y es válida. Lo malo es que de continuar nos llevará a la oligofrenia colectiva.  Más bien el paripé colectivo. Después de  diecisiete meses en el poder y las promesas del “Artime” seguimos tratando de buscar un culpable del  “fracaso” de la política de nuestro gran Presidente hacia los CastroCanelos.

Como hay que buscar siempre un culpable, desde el bíblico Satanás, nuestro dedo inquisidor apunta ahora  a los “quedaítos” de Obama. Una entelequia difusa, dirigida hacia ciertos oscuros  funcionarios  que permanecen intocables y “poderosos”, muy poderosos, en algún recóndito lugar del Departamento de Estado, primero con Tillerson, ahora con Pompeo. Uhmm…“ ! Permítanme que me sonría !; Dr Grau” (del refranero de la  república ). De ser eso cierto, que no lo creo, habría que reconocer  que  Trump es un inepto. Total.

Pero, no. No me voy a unir al coro aberrante de los maniáticos críticos  y a la prensa golpista en contra de Donald. Hay que reconocer que en su política internacional le devolvió  muy pronto a los EEUU. su dignidad imperial y su capacidad de negociación, tan importantes, que  estuvieron ausentes en el octienio de la obaminación, perdón, la abominación. Un jueguito de palabras  con significados equivalentes.

Dije fracaso en términos  evidentes y prácticos. Analice, sin prejuicios, este trípode, donde se juega con la cadena, que no con el mono.  Primero: Aumenta día a día el comercio con la isla; el remeseo y el viajeteo.  Segundo: se posterga la firma  del título 3 de la ley Helms-Burton. Tercero: la respuesta a los ataques  grillosónicos a los diplomáticos, no rebasa el  de un jueguito de  niños de kindergarten con tijeritas de palo. !Que papelazo!  Y ni hablar del monocambio cultural que sigue  en su gira triunfante.

Una potencia mundial no se  comporta de esa manera. O puede hacerlo; con el riesgo  de hacer el  papel de Cheo Malanga (del teatro bufo  de la república)

En fin, que yo no quiero  alcanzar un “mejor tratado “como proclamó el candidato Trump. Ni deseo nuevas conversaciones “secretas”.

No  sé qué dirá  acerca de todo esto nuestro honorabilísimo senador  Marco Rubio desde Washington, que está encargado extraoficialmente de la  nueva política  hacia Cuba.: “ese gallo que no canta; algo tiene en la garganta” (del  choteíto  y la picaresca criolla).

UN TESORO DE LA EMIGRACIÓN ESPAÑOLA SE PUDRE EN EL ARCHIVO DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA EN CUBA

Vista exterior de la embajada de España en La Habana. (EFE)

Miles de documentos sobre españoles y sus propiedades permanecen sin clasificar en un sucio almacén de La Habana plagado de roedores

Por, Pablo López

Nadie sabe a ciencia cierta qué hay allí abajo, en uno de los sótanos del elegante edificio que sirve de sede a la Embajada y al Consulado de España en La Habana. La teoría dice que están los registros de los españoles que emigraron al país a finales del siglo XIX y principios del XX, de los exiliados durante la dictadura que fueron repatriados por España o incluso de las propiedades de españoles que fueron nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución. Imposible saberlo, porque toda esa documentación, o parte de ella, se pudre sin clasificar en un archivo que no reúne las condiciones mínimas para su mantenimiento.

Pese a la importancia histórica del archivo, miles de documentos permanecen abandonados en un almacén húmedo y plagado de roedores, según acredita personal que ha formado parte del Consulado, del que depende. Ni este organismo ni la Embajada facilitan el acceso a las personas interesadas en consultar esa documentación, con trabas administrativas que imposibilitan en la práctica la tarea. El personal que ha trabajado en el archivo reconoce no solo la dificultad de encontrar documentos en medio de tantos papeles desorganizados, sino algo mucho más peligroso: el riesgo real de que esa información se pierda para siempre si no se lleva a cabo un plan para su recuperación.

Lo más parecido a un proyecto de puesta en valor del archivo fue el encargo, hace unos años, de su organización a dos becarios, un trabajo que no se pudo culminar. “El Consulado no contaba con el material necesario para ejecutar la actividad. Como los utensilios no llegaban, terminaron bajando dotados únicamente de una mascarilla y guantes de silicona que tenían que reutilizar, porque carecían de recambios”, señala un extrabajador de la institución. La labor consistía en recoger todos los archivos que pudieran resultar valiosos para la Embajada y plasmar su existencia en una base de datos, ya que buena parte de la documentación era desconocida incluso para este organismo.

La mayor parte de los documentos depositados en el archivo son papeles de la emigración española a Cuba durante principios del siglo XX y la dictadura franquista, principalmente fichas de identificación, aunque también hay informes sobre la victoria de la Revolución en el país caribeño y las repercusiones de esta para los propietarios españoles en La Habana. Las fichas de los inmigrantes españoles contienen información básica: nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, nombres de padre y madre y otros datos personales, relacionados sobre todo con organizaciones a las que se afiliaban en Cuba, como por ejemplo los numerosos gallegos y asturianos registrados en sus respectivos centros regionales.

Se les encargó a los becarios discriminar los archivos que pudieran ser importantes de los que se debían destruir

Otros documentos consisten en fichas sobre emigrantes que fueron repatriados a España para cumplir las condenas de las que trataban de escapar en el exilio. También existen en el archivo documentos relacionados con los cambios legislativos que traería consigo la victoria de la Revolución cubana y cómo estos afectarían a los propietarios españoles en La Habana.

“Sobre estas fichas no hay ningún tipo de control; de hecho, se les encargó a los becarios discriminar los archivos que pudieran ser importantes de los que se debían destruir, una decisión importante que no puede corresponder a este tipo de personal”, señala la misma fuente. “Se vieron abrumados por la responsabilidad de decidir qué se destruye en un archivo tan valioso, y además se encontraron con el problema de la inexistencia de una base de datos que les pudiera guiar sobre los archivos que iban a encontrarse y qué importancia podría tener su conservación”.

La zona en la que trabajaban estaba llena de polvo y escombros, y los papeles se almacenaban en montones dentro de archivadores oxidados

La encomienda de organización del archivo no se pudo completar. No solo por falta de material o por las insalubres condiciones del almacén —en contacto con ácaros, excrementos de roedores o matarratas—, sino también porque los recortes de personal obligaron a los becarios a dedicarse a otras tareas. El breve paso por el archivo permitió en todo caso descubrir su estado de abandono. “La zona en la que trabajaban estaba llena de polvo y escombros, y los papeles se almacenaban en montones dentro de archivadores oxidados, llenos de mordeduras y de restos de excrementos de animales”, recuerda un antiguo colaborador del Consulado que tuvo acceso al archivo.

Fuentes de la Embajada reconocen el estado de abandono en que se encuentra el archivo, aunque matizan que no todos los españoles que llegaban a Cuba a principios del pasado siglo se registraban en la antigua Legación de La Habana y que parte de la documentación se envió a España décadas atrás. En efecto, a partir de 1949 se ordenó a todas las Embajadas, Legaciones y Consulados de España en el extranjero que enviasen al Archivo General del Ministerio de Asuntos Exteriores la documentación que había perdido su vigencia.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del que depende el AGA, desconoce si la información llegó procedente de la Embajada o de Exteriores

En el caso de Cuba, la Embajada remitió información del periodo comprendido entre 1905 y 1969, en concreto 345 expedientes en 38 cajas, que fueron transferidos al Archivo General de la Administración (AGA) en 1973. Se trata de documentación principalmente sobre las relaciones entre España y Cuba, los acontecimientos sobre la política interior y exterior cubana y la administración de la embajada. Posteriormente a esta fecha se enviaron conjuntos de documentación antigua de diferentes organismos. Toda ella presenta problemas de conservación, debido a que fue transportada en bodegas de barcos desde su origen.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del que depende el AGA, desconoce si toda la información llegó procedente de la Embajada o de Asuntos Exteriores. Los fondos documentales de las representaciones en el exterior fueron tratados en las Escuelas Taller de Archivos en la década de los noventa, en los que se realizó la historia institucional de Embajadas y Consulados, una recopilación legislativa y un cuadro de clasificación.

DE LOS ARCHIVOS DE NUEVO ACCIÓN: LA HISTORIA EN LA MEMORIA. UN POLÉMICO DOCUMENTO. LA HISTORIA DEL BUQUE ST LOUIS

En la foto: El St. Louis

LA PERSPECTIVA CUBANA

Por, Margalit Bejarano

NOTA DE NUEVO ACCION:  En algunos círculos del exilio cubano se comenta que el rechazo del San Luis con sus refugiados tiene mucho que ver con la actual tragedia que sufre nuestra patria y que aún estamos pagando por ese error que no nos han perdonado, ni nos perdonarán nunca.  Juzgue el lector por sí mismo. Esta pieza está llena de clichés propagandísticos algunos de ellos fácilmente desmontables hoy día, como la risible acusación de lo del dinero que repartía la Gestapo al “inexistente Partido nazi cubano”.

El episodio más famoso en la historia de los refugiados judíos antes de la Guerra, símbolo de la insensibilidad del mundo libre para con las víctimas del nazismo.

Introducción: El trasfondo histórico

En mayo de 1939, el buque de pasajeros St. Louis partió del puerto de Hamburgo con destino a La Habana, llevando a más de 900 refugiados judíos que buscaban asilo ante la persecución de la Alemania nazi. El viaje fue cuidadosamente preparado por el Ministerio de Propaganda alemán, a cuyo frente se hallaba Joseph Goebbels, con el fin de demostrar al mundo que Alemania estaba dispuesta a permitir el libre movimiento de los judíos que lo deseasen y, al mismo tiempo, poner en evidencia la negativa de los países democráticos a recibirlos. Los medios de difusión de todo el mundo siguieron con gran atención el viaje trágico de ese barco, que se vio obligado a volver a Europa cuando el gobierno cubano negó a los refugiados la autorización para desembarcar en el puerto de La Habana. Con el tiempo, este se convirtió en el episodio más famoso en la historia de los refugiados judíos antes de la Segunda Guerra Mundial, y en símbolo de la insensibilidad del mundo libre para con las víctimas del nazismo.

Al asumir el poder el 30 de enero de 1933, el Partido Nacional-Socialista alemán declaró la guerra total contra el pueblo judío, al que veía como una raza inferior que amenazaba infectar la raza aria y atentar contra su superioridad. Los judíos alemanes, totalmente identificados con su patria e integrados a todas las esferas de su economía, su sociedad y su cultura, se convirtieron de un solo golpe en minoría perseguida por el partido gobernante. La discriminación adquirió expresión legal mediante gran número de leyes y decretos; las Leyes de Nuremberg (del 15 de septiembre de 1935) revocaron definitivamente la ciudadanía de los judíos y prohibieron los matrimonios entre arios y judíos, a fin de preservar la “pureza de sangre” de los alemanes.

[…] Hasta octubre de 1941, la política de la Alemania nazi fue obligar a los judíos a abandonar el país, con el fin de “purificar” el Reich volviéndolo “judenrein”.

Hasta 1938, la emigración judía de Alemania había sido gradual. El gobierno perseguía a los judíos y los forzaba a marcharse del país, pero colaboraba con sus organizaciones en la busca de países a los que fuera posible la inmigración legal. Para desgracia de los judíos, la mayor parte de los países que habrían podido acogerlos sufrían en ese entonces las consecuencias de la crisis económica mundial y una gran desocupación, y estaban gobernados por fuerzas nacionalistas que procuraban impedir toda inmigración. Los Estados Unidos habían adoptado una política de restricción inmigratoria ya a comienzos de la década de 1920, cuando se fijaron cuotas anuales a la inmigración de diversos países, y el resto de los estados americanos la imitaron cerrando sus fronteras. En cuanto a Eretz Israel, adonde muchos deseaban dirigirse, estaba gobernada por el Mandato Británico, el cual impuso también limitaciones muy severas a la inmigración, debido a la oposición árabe al crecimiento de la población judía. […]

Al mismo tiempo que la emigración era impuesta por la fuerza a los judíos, la Gestapo puso en práctica una política destinada a dificultar su salida voluntaria del país en el marco de la cual no impidió que los representantes consulares de los países latinoamericanos vendieran a los judíos certificados ilegales de inmigración, cuyos elevados precios les permitían disfrutar de una vida de lujo.2 El aparato de propaganda de Goebbels colaboró con la Gestapo en esa obstaculización, mediante una campaña antisemita intensiva en los países de destino, cuyo fin era que la opinión pública de los mismos se opusiera al ingreso de refugiados judíos. Al viaje del St. Louis precedió una feroz campaña antisemita en los medios de comunicación de Cuba, cuyo objetivo era preparar una recepción hostil a los refugiados y servir a los intereses de la propaganda nazi.
El caso del St. Louis es, en la historiografía judía de la Shoah, el único episodio en el que aparece involucrada Cuba. Los numerosos estudios sobre la emigración judía posterior a la Noche de Cristal la mencionan sólo en relación a dicho episodio, desentendiéndose del hecho de que en Cuba hallaron refugio unos 11.000 judíos, la mitad antes de mayo de 1939, y la otra mitad en el período álgido de la guerra (entre octubre de 1940 y abril de 1942).3 […]

La política inmigratoria de Cuba

La política inmigratoria de Cuba fue configurada por la concepción nacionalista de la revolución de 1933, que consideraba al extranjero como amenaza a la mano de obra nativa. La base legal de la política migratoria fue la Ley de Nacionalización del Trabajo (noviembre de 1933), que estableció que por lo menos un 50% del total de trabajadores en toda empresa existente debía ser cubano, y que en los lugares de trabajo nuevos o que se desocupasen en el futuro debería emplearse exclusivamente a cubanos. El significado de esa ley era el cierre de las puertas de Cuba a todos los inmigrantes cuya subsistencia dependiera del trabajo asalariado. La inmigración continuó abierta para los familiares de residentes permanentes que podían garantizar su subsistencia, y particularmente para los dueños de capitales que podían vivir de renta o establecer sus propios negocios.

El segundo principio que guiaba a los encargados de la migración en Cuba era impedir el ingreso de inmigrantes que pudiesen constituir una carga pública, para lo cual estos debían depositar una suma de dinero que garantizaba su manutención en caso de necesidad; el dinero sería devuelto al inmigrante cuando éste abandonaba el país o a los dos años de su ingreso al mismo. […]

El comienzo del problema de los refugiados en Cuba

Los primeros refugiados judíos llegaron a Cuba en 1936 en calidad de viajeros en tránsito, que no tenían el propósito de establecerse en el país sino de permanecer en él sólo por un tiempo limitado. Se trataba de refugiados alemanes que ingresaron a los Estados Unidos con visas de turista y deseaban modificar dicho status. La ley norteamericana les exigía salir del país y tramitar su visa de inmigrantes en el marco de la ley de cuotas. […]

Por iniciativa del Joint (American Jewish Joint Distribution Committee), organización de ayuda a judíos necesitados cuya central se hallaba en Nueva York, en 1937 fue creado un comité local cuyo objetivo era atender las necesidades de los refugiados durante su permanencia en La Habana. Este Joint Relief Committee (en adelante: JRC) representaba a los refugiados ante las autoridades de migración cubanas y ante el Consulado General de EE.UU., y los ayudaba a obtener visas y a retornar a los Estados Unidos. El comité estaba integrado por varios miembros respetables de la comunidad judía cubana de origen norteamericano; el secretario y alma mater de la organización era Jacob Brandon. […]

La propaganda antisemita en contra de la inmigración judía

El ascenso de Hitler al poder estuvo acompañado de la creación de un gigantesco sistema de propaganda que difundió la ideología nazi y antijudía por todo el mundo. En América Latina, esta “Ausland Organization” se servía de las colectividades alemanas como base para su actividad. En el caso de Cuba, dicha colectividad era pequeña, y los agentes nazis tuvieron dificultades en reclutar cubanos en su servicio. Su propagandista local más importante fue Juan Prohías, fundador del “Partido Nazi Cubano”, quien, a cambio de grandes sumas de dinero, difundía la ideología nazi a través de la radio y la prensa. Los alemanes lograron su mayor influencia entre los elementos antisemitas de la colectividad española, a través de los cuales canalizaron la propaganda adversa a la inmigración judía. Durante la Guerra Civil Española, esa colectividad se dividía entre partidarios de la república y partidarios del nacionalismo; si bien estos últimos constituían una minoría, eran adinerados y pertenecían a la alta burguesía cubana. El representante más destacado de los franquistas era José Ignacio (Pepín) Rivero, director del Diario de la Marina, católico conservador dedicado a la organización financiera y política del apoyo al fascismo español y sus aliados europeos. Rivero puso su red periodística al servicio de la campaña antijudía.

La propaganda antisemita en Cuba estaba respaldada por la Gestapo, que por una parte expulsaba a los judíos de Alemania y por la otra se ocupaba de prepararles una recepción hostil en los países hacia los que se dirigían. El responsable de financiar la campaña antisemita era Louis Clasing, director de la compañía Hapag-Hamburg Amerika Linie en La Habana, que obtenía pingües ganancias de su asociación con Benítez en la venta de los permisos.

Poco antes del arribo de la nave St. Louis, los ataques contra la inmigración judía alcanzaron proporciones sin precedentes. La oficina del JRC recibió información sobre un fondo de comerciantes españoles profascistas que financiaba la propaganda antisemita, y sobre un programa de disturbios antijudíos. El cónsul norteamericano informó sobre 14 agentes nazis llegados a Cuba en el mes de mayo camuflados como refugiados judíos, quienes trabajaban en la difusión de propaganda antisemita por medio de los empleados de la empresa Hapag. El rabino de la colectividad judeo-norteamericana relató en su testimonio que algunos refugiados que asistían a su sinagoga identificaron entre el público a dos de sus guardianes en el campo de concentración.6 […]

El Gobierno Cubano contra la Embajada Alemana

[…] El St. Louis partió del Puerto de Hamburgo el 13 de mayo con 943 pasajeros a bordo, de los que 936 eran refugiados judíos. En vista de la información que poseían tanto las organizaciones de inmigrantes judíos en Europa como los familiares de esos refugiados en Cuba, es difícil suponer que los pasajeros del St. Louis ignoraban los cambios en las leyes de inmigración. A pesar de ellos, sólo 22 de ellos lograron cambiar sus permisos por visas regulares; los demás debieron confiar en las promesas de la empresa Hapag, en el sentido de que los permisos adquiridos antes del 5 de mayo seguían siendo válidos. De hecho la Gestapo, que tenía interés en que el barco zarpase, no dejó a los pasajeros otra alternativa que salir de Alemania en ese buque.

Ya en alta mar, el capitán Gustav Schroeder (foto de la izquierda) debió acelerar la marcha a fin de adelantarse a otros dos buques que en principio debían llegar antes que el suyo: el francés Flandre, entre cuyos pasajeros había 104 refugiados judíos, y el inglés Orduña, con 154 refugiados. El Ministerio de Propaganda alemán, que acompañó los preparativos del St. Louis con una gran publicidad en la prensa mundial, no quería afectar la dramática entrada de éste en el puerto de La Habana en el momento en que todos los medios de comunicación internacionales estaban enfocados hacia allí.

El St. Louis llegó al Puerto de La Habana el sábado 27 de mayo a las 4 de la madrugada. El presidente Laredo Bru emitió una orden especial que le prohibía entrar al puerto, y una lancha policial lo escoltó hacia fuera del mismo. La policía costera prohibió al Comisionado Benítez subir al barco; los documentos de los pasajeros fueron examinados por funcionarios de la Secretaría de Estado en el barco mismo. Según informó el Diario de la Marina, su objetivo era verificar las acusaciones relativas a visas y pasaportes falsificados. El New York Times escribió que 12 diplomáticos y cónsules cubanos fueron depuestos de sus cargos bajo acusación de haber concedido visas a los pasajeros del St. Louis sin la autorización requerida.7 […]

La firme determinación del gobierno tuvo expresión en el decreto 1168 del 1º de junio de 1939, firmado por el Presidente y por el Secretario de Hacienda Joaquín Ochotorena. En la introducción del decreto se decía que “las disposiciones sobre inmigración han sido burladas” por los pasajeros y por la empresa alemana. Se trata de personas que fueron obligadas a abandonar su país por razones políticas, y no es posible reconocerles el status de turistas “que viajan por placer”. La permanencia de la nave en el puerto de La Habana se había convertido en “una verdadera perturbación del orden público” y por ende el gobierno había decidido una medida sin precedentes: “Requerir al Sr. Luis Clasing en su carácter de Agente de Hamburgo Amerika Linie (…) para que proceda a dar inmediatamente las órdenes oportunas para la salida, en el propio día del requerimiento, del buque St. Louis, conduciendo a bordo cuantos pasajeros en él se encontraran y cuyo desembarco no hubiese sido autorizado (…) En el caso de que dicho Agente se negase a dar tales órdenes (…) las fuerzas de la Marina de Guerra Constitucional (…) procederán a conducir el repetido buque St. Louis (…) fuera de las aguas jurisdiccionales de la Nación.”8 […]

El juego con el destino de los refugiados

[…] La salida del St. Louis del puerto, escoltado por lanchas de la policía cubana, constituyó uno de los momentos culminantes del drama que se desarrollaba en la costa de La Habana. Aún antes de que llegase el buque, el puerto se llenó de parientes y amigos ansiosos por el destino de sus seres queridos. Cuando la nave fue alejada del atracadero, los familiares alquilaron lanchas para ir hacia ella, y trataron de hablar por señas y a gritos con quienes se hallaban en cubierta. Mientras tanto, en el puerto se iba congregando toda la comunidad de refugiados, y quizás toda la comunidad judía de Cuba. También había allí no judíos, que contemplaban el conmovedor espectáculo que constituía el tema del día en la calle cubana. Reina Pérez recuerda que “en una clase de cívica me pusieron esta pregunta: ‘Qué cree Ud. (…) se debe dejar entrar a los hebreos del St. Louis o no?’ ”9

Sólo 22 refugiados recibieron autorización para desembarcar, luego de que sus documentos fueron reconocidos por los funcionarios de Inmigración. El número 23 fue Max Lowe, quien se cortó las venas y se lanzó al agua; las autoridades portuarias lo enviaron al hospital. Ese intento de suicidio confirmó las advertencias del capitán Schroeder sobre una posible ola de suicidios a bordo. Otros seis refugiados bajaron de la nave diez minutos antes de que ésta zarpara, luego de que dos abogados norteamericanos les consiguieron visas con la ayuda del Embajador de Cuba en Estados Unidos. Quedaron a bordo 907 refugiados.

El 2 de junio, el St. Louis zarpó rumbo al océano, escoltado por una guardia de lanchas policiales. La despedida de los refugiados de sus parientes que quedaban en La Habana fue un espectáculo desgarrador. El Habana Post lo describió: “En pequeñas lanchas van y vienen sus cónyuges o sus hijos [que estàn en cubierta]. Algunos los oyeron, otros no. Algunos lograron gritar un ahogado ‘auf wiedersehn’ con forzada alegría; otros, exhaustos, no podían hablar (…) Una frase era repetida con obstinación: ‘¡Ustedes no serán enviados de vuelta a Alemania!’”. 10

El Embajador norteamericano y su Cónsul General siguieron con gran tensión los dramáticos eventos y recibieron informes continuos etapa por etapa, pero se cuidaron de no asumir actitud oficial alguna. La posición del Departamento de Estado era que “[cuán] difícil nos es intervenir en un caso de este tipo, que se halla completamente fuera de nuestra esfera y constituye un asunto totalmente interno de Cuba”; en cuanto al Presidente Roosevelt, fiel a su “Política de buen Vecino”, no respondió a los judíos norteamericanos que le solicitaban que interviniera a favor de los refugiados.11 […]

Mientras el St. Louis se abría lentamente camino hacia Europa, la directiva del Joint hizo esfuerzos febriles para evitar el regreso de la nave a Hamburgo y encontrar asilo para sus pasajeros fuera de Alemania. Bélgica recibió 214 refugiados, Holanda 181, Inglaterra 287 y Francia 224. El buque Flandre debió retornar al puerto de partida de Francia, y a los refugiados del Orduña se les halló finalmente asilo en la zona del Canal de Panamá.12 Como se sabe, los pasajeros del St. Louis (salvo los que desembarcaron en Inglaterra) no se salvaron del destino que les habría aguardado si hubiesen vuelto a Alemania: tras la invasión nazi a Europa occidental, muchos de ellos fueron enviados a campos de exterminio. Pero, en aquel momento, parecía que se habían salvado. […]

Conclusión

El episodio del St. Louis fue la dramática culminación de la lucha por el ingreso de refugiados judíos a Cuba. Su viaje exhibicionista, destinado a servir los intereses de la Alemania nazi, se convirtió en un desafío abierto al gobierno de Cuba presidido por Laredo Bru y a su capacidad de imponer su política. Aun quienes criticaron con dureza la ideología racista del nazismo, como el Secretario de Estado Juan J. Remos, colaboraron con el Presidente al prohibir a los refugiados judíos el desembarco en Cuba; los defensores fanáticos del nacionalismo laboral, encabezados por el Secretario de Trabajo Portuondo, actuaron influidos por la propaganda antisemita. Y quienes pretendían defender la ley y los intereses del país, eludieron la responsabilidad moral que este caso planteaba.

La inmigración a Cuba fue posibilitada solamente por quienes esperaban recibir soborno, y se realizó en forma extraoficial, aprovechando las fisuras de la ley. El único que habría podido ayudar al St. Louis ante la oposición del Presidente Laredo Bru era el Comandante en Jefe Fulgencio Batista, pero la aceptación de soborno a plena luz o la defensa de un asunto impopular habrían puesto en peligro su carrera personal.

Otro factor que habría podido cambiar el destino de los pasajeros del St. Louis era el gobierno de los Estados Unidos, pero ni las autoridades en Washington ni sus representantes en La Habana estaban dispuestos a desviarse de la política del buen vecino. Su abstención de tomar partido en un asunto al que estuvieron ligados etapa tras etapa, constituyó de hecho una intervención disfrazada en favor de la expulsión de la nave. El Consulado en La Habana aceptó la posición del Presidente cubano y culpó del fracaso al representante del Joint, Lawrence Berenson. Pero es evidente que, pese al poder económico que se le atribuía, Berenson, al igual que los pasajeros del St. Louis, no fue sino un juguete en manos de fuerzas mucho más poderosas.

El episodio del St. Louis se convirtió en símbolo de la actitud del mundo libre hacia los refugiados judíos en la época del Holocausto. Desde el punto de vista de Cuba, fue el portazo final en la cara de los judíos alemanes, tres meses antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Fragmentos seleccionados del trabajo “La historia del buque St. Louis: La perspectiva cubana”, de Margalit Bejarano, investigadora y docente de la Univ. Hebrea de Jerusalem   ( fotos del artículo original, complementadas con otras del archivo de Nuevo Acción)

(Publicado en la edición del lunes 26 de junio del 2006)

EL CRISTIANISMO Y LA DESTRUCCIÓN DEL MUNDO CLÁSICO. EN TORNO AL LIBRO DE CATHERINE NIXEY

Observemos a aquellos dioses que tampoco se entrometían ni en el alma ni en el lecho de los mortales, y retengamos lo más esencial

Por, JAVIER R. PORTELLA-El Manifiesto-España

¿Qué sentido tiene, dirán algunos, remover aguas tan viejas como éstas? Aguas de hace mil quinientos años y que fueron, es cierto, históricamente determinantes, pero ya no lo son. Sólo son aguas pútridas, hediondas; y precisamente por ello, porque su hediondez ha sido tapada y perfumada durante siglos, la historiadora británica Catherine Nixey se dedica a removerlas en su reciente libro La edad de la penumbra. Cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico.

Flota entre tales aguas la muerte: la de “la mayor destrucción de arte y cultura de la historia de la humanidad”, afirma Catherine Nixey basándose en una abrumadora plétora de datos. Tuvo lugar tal destrucción entre el Edicto de Milán (313 d.C.) y los dos siglos siguientes. Acarreó, entre otras cosas, la pérdida —precisa la historiadora— del “90% de la literatura griega y del 99% de la latina”; una hecatombe para constatar la cual basta contemplar la Afrodita que, con su nariz rota, sus ojos arrancados y la cruz mancillándole la frente, figura en la portada del libro. También cabe constatar tal hecatombe con sólo acercarnos, roto de dolor el corazón, pero extasiado por tanta belleza como aún queda, a cualquiera de los cientos de ruinas de lo que fueron gloriosos templos, palacios, foros, ágoras…

No, semejante destrucción no fue obra del tiempo, o sólo en muy pequeña parte. Quien demolió toda aquella belleza no fue ese mismo tiempo que ha dejado afortunadamente indemnes la casi totalidad de las edificaciones ulteriores. Quienes se dedicaron a infligir cruces en la frente de Afrodita tampoco fueron los bárbaros que invadieron el imperio.

Fueron otros. Los mismos que, abandonando tiempo después los desiertos, ascetismos y laceraciones del cristianismo primitivo, recuperarían, es cierto, los restos no demolidos del pasado, alzarían templos y desplegarían cultos llenos de belleza y sensualidad —algo que nunca hicieron los actuales destructores de Palmira, mártir en su momento del cristianismo y mártir hoy del islam. Se salvó así Europa al tiempo que se dibujaba un doble y contradictorio rostro: el que ha caracterizado durante toda su existencia a la religión que, perviviendo hoy en la sola conciencia de los creyentes, ha dejado de latir en el corazón vivo del mundo.

Si ello es así, ¿para qué remover aguas tan viejas? Por legítimo que sea denunciar aquellas brutalidades de hace siglos, ¿para qué zaherir con su recuerdo a nuestros amigos cristianos, ellos que ya son suficientemente atacados por el enemigo común, el de “¡Arderéis como en el treinta y seis!”, “¡Saca tu rosario de mis ovarios!”, etcétera? Un enemigo común que, más allá de la dicotomía izquierda-derecha, no es otro, en realidad, que la desacralización nihilista del mundo, esa plaga que afecta por igual a las denominadas “derechas” y a las llamadas “izquierdas”.

Semejante desacralización —o lo que es lo mismo: semejante desvanecimiento del aliento maravilloso y misterioso que conduce al mundo— va mucho más allá, por supuesto, del ámbito de lo religioso, pero le concierne obviamente también. ¿Qué sentido tiene entonces emprenderla de pronto con la religión?

No tiene ningún sentido, por supuesto. Y es por ello por lo que nadie aquí está atacando la religión. Todo lo contrario. “Sólo un dios puede salvarnos”, dejó enigmáticamente escrito Heidegger. Sólo si lo divino renace de algún modo en el mundo, podrá un día palpitar el aliento de lo que, escapando a nuestra razón e imponiéndose a nuestra determinación, denominamos lo sagrado.

Si renace de algún modo lo divino…

¿De qué modo puede renacer? He ahí la cuestión. Una cuestión tan inmensa que no queda más remedio que dejarla abierta, siendo imposible abordar en un artículo lo que es empresa de, como mínimo, un libro. Una sola cosa, sin embargo, está clara. Si algo parecido a un dios puede salvarnos, difícilmente podrá ser éste el de la religión que, más allá de la destrucción de imágenes y templos, implantó dos cosas que resultarían aún mucho más destructoras. Son ellas las que impiden, por lo que al ámbito religioso se refiere, que resuene hoy cualquier eco de lo sagrado. Estas dos cosas son: por un lado, la intromisión del control divino —con su culpa y su pecado— en el alma y la carne de los mortales; por otro lado, la sed de lo Absoluto, Unívoco y Eterno.

De semejante sed la Iglesia contemporánea parece haberse desprendido en parte. Debería saludarse con júbilo semejante desprendimiento si no fuera que el precio pagado ha sido más que ingente: incalculable. Abriéndose a la indeterminación que, para bien y para mal, caracteriza al mundo moderno, la Iglesia se ha sometido a lo peor del mismo. Destruyendo la grandeza de sus antiguos ritos y cultos, ha implantado la vulgaridad y la fealdad ahí donde reinaban la grandeza y la belleza. Lejos de imprimir aliento sagrado al mundo, la Iglesia no ha hecho otra cosa que desacralizarse a sí misma.

Giremos la vista atrás, observemos a nuestros antiguos dioses (han seguido vivos, por lo demás, en el arte y la literatura desde el siglo XV hasta bien entrado el XIX). Observemos lo que nos enseñan esos dioses que, siglos antes de que el Concilio Vaticano II descubriera el ecumenismo, ya acogían la pluralidad de cultos y divinidades. Lo cual significa: ya conocían toda la carga de indeterminación —de relativismo, si se prefiere— que ello implica. Aceptaban, en efecto, coexistir con dioses venidos de fuera. Entre ellos también habría habido sitio para aquel nuevo Dios procedente de Judea si, dejando el cristianismo de tomarse por la religión del único Dios verdadero, no hubiese pretendido acabar con todos los demás. O lo que es lo mismo: si su objetivo no hubiese sido acabar —y efectivamente se acabó— con el orden espiritual, y por tanto político y social, que vertebraba a Roma.

Observemos a aquellos dioses que tampoco se entrometían ni en el alma ni en el lecho de los mortales, y retengamos lo más esencial. Sí, es perfectamente posible conjuntar dos cosas aparentemente opuestas: el pálpito engrandecedor y sobrecogedor de lo sagrado, y esa otra cosa que, indeterminada e indeterminable, marca el destino de los hombres y recibe el nombre de libertad.

No sólo es posible conjuntar ambas cosas: hacerlo es condición ineludible para que un día puedan afirmarse ambas con todo el arraigo y todo el poderío del que hoy carecen.

Edulcorada traducción del título original (The Darkening Age) y que, recientemente publicado en España, lleva ya varias semanas en los primeros puestos de libros más vendidos.

Libro que verá la luz el próximo mes de septiembre con el título El abismo democrático (Ediciones Insólitas).

EL CUARTITO ESTÁ IGUALITO-LI: LAS COSAS SON CADA VEZ MEJORES PARA LA TIRANÍA… Y LAS PROMESAS DEL “ARTIME”, ENGAVETADAS Y OLVIDADAS

AMERICAN AIRLINES COMIENZA A OPERAR SERVICIO POSTAL A CUBA

American Airlines informó el lunes que es la primera aerolínea en operar servicios de carga regulares entre Estados Unidos y Cuba, incluidos correspondencia, paquetería y correo expreso, desde y hacia el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana.

“Como la aerolínea estadounidense líder en las rutas a Cuba, nos entusiasma lanzar el servicio de carga a la Isla”, declaró David Vance, vicepresidente de la compañía.

“Nuestros equipos de tierra en Estados Unidos y Cuba han trabajado para concretar este nuevo servicio, que beneficiará a familias en ambos países”, agregó.- Nota de N.A: (léase más dinero para la tiranía)

Actualmente, American ofrece nueve vuelos diarios a cinco destinos en Cuba, con conexiones de Miami a La Habana, Holguín, Santa Clara, Varadero y Camagüey, además de una entre el aeropuerto internacional Charlotte Douglas, en Carolina del Norte, y la capital cubana.

La aerolínea FedEx había estado realizando preparativos para ser la primera de Estados Unidos que ofrecería servicios de carga a Cuba, pero en septiembre de 2017 solicitó una posposición hasta junio, alegando problemas de logística en el terreno y preocupaciones en torno a un cambio de política de la administración Trump.

El pasado 1 de junio los gobiernos de Washington y La Habana acordaron establecer el intercambio de correo postal de manera permanente y en vuelos directos, luego de la implementación por más de un año del Plan Piloto para el intercambio directo entre las dos naciones, tal y como se anunciara en marzo del 2016.

Fuente: American Journal of Transportation)

ROMPIENDO EL ESTUPIDÓMETRO

por Esteban Fernández

Una de las barrabasadas mayores cometidas por el recién estrenado tirano en 1959 fue colocar a imbéciles en posiciones claves en su “gobierno”. El pecado original estriba en que él no quería a nadie que ligeramente pudiera opacarlo.

El requisito esencial era la veneración absoluta al nuevo dictador. Es decir, sumisión por encima de inteligencia y conocimientos. Cierto que inicialmente creó un “Consejo de Ministros” -sin voz, ni voto ni mando- y eso duró lo que “el clásico merengue en la puerta del colegio”.

¿Alguien en el mundo, y dentro de la comunidad cubana, puede explicar los motivos para nombrar a Juan Almeida Bosque jefe de la aviación cuando de aviones sabía menos que yo de cirugía del cerebro?

Y si eso fue en las altas esferas de ahí para abajo , barranco abajo y sin frenos, fueron nombrados comisionados municipales, interventores de comercios, y hasta dirigentes de grandes compañías robadas a sus legítimos dueños, a analfabetos. Lo importante no eran los conocimientos y experiencia  sino el gritar bien alto “Viva Fidel”.

¿Alguien me puede explicar qué diablos sabía Ernesto Guevara de la Serna de bancos, de industrias y de economía quien lo primero que hizo fue estrafalariamente firmar los billetes con su seudónimo “Che”?

No solamente no conocían un bledo del arte de gobernar, ni del comercio – ni de las empresas que de sopetón dirigían- sino que eran vagos, no les interesaba hacer prosperar ni el país ni nada, y lo único que hacían era -dando zancadas imitando a Castro- ir de un lugar para otro, tirando majá y dando mítines relámpagos.

Entre muchas razones ese fue uno de los motivos por los cuales todo se vino abajo en Cuba, todo fracasó, todo se convirtió en “sal y agua”.

Lo triste del caso es que el ejemplo cundió en medio mundo y ese es el motivo por el cual ustedes pueden ver a retardados mentales -como Daniel Ortega, Nicolás Maduro, Evo Morales- desgobernando en sus respectivos países.

Pero cuidado porque parece que “algo se nos pegó” a nosotros y es justo reconocer que del lado de acá desde un principio vi a algunos incapacitados al frente de algunas gestiones anticastristas, vi a cubanos semi analfabetos deseando sustituir al odiado comandante y soñando con reeditar su desfile de Oriente a La Habana. Y todavía a (en la foto) estas alturas veo al disidente Eliécer Ávila -que si se cae como yerba- diciendo absurdamente “que él pudiera ser presidente de Cuba”.

Y, como a mí me gusta decir  toda la verdad, tengo que admitir -para que no me quede nada en el tintero-  que en el campo militar y en la represión si se ocupó de que sus seguidores más HP se fueran al extranjero a aprender y mandó a gente como Arnaldo Ochoa a estudiar en Frunze, y a José Abrahantes y a los dirigentes del Ministerio del Interior a recibir violentos cursos intensivos de la Stasi alemana.

En todo lo demás, repito, los cretinos mandaban y mandan. Y ahí reside el meollo de la destrucción de Cuba.

DONALD TRUMP, KIM JONG UN Y LA LÁMPARA DE ALADINO

Por,  Jorge Riopedre

Ante el comunismo sólo hay dos opciones: la política de contención o la guerra. Ninguna de las dos es buena, ni una es mejor que la otra. Se distinguen solamente porque la primera no puede impedir la lenta destrucción, desolación y muerte de los oprimidos, mientras que la segunda puede llegar a ser catastrófica. La II Guerra Mundial impidió que el nazismo alemán se esparciera por el Viejo Mundo, mientras que la política de contención impidió que el comunismo inoculara su veneno por todo el planeta.

No siempre se puede evitar que surjan cruentos conflictos ideológicos o religiosos, pero el desenlace de la confrontación dependerá en buena medida de la figura dispuesta por el azar en las coordenadas de la historia. “No nos rendiremos jamás”, fue la respuesta de Winston Churchill en la hora más negra de Gran Bretaña. No vaciló Harry Truman en lanzar una bomba atómica ante la disyuntiva de sacrificar miles de vidas norteamericanas en la invasión de Japón. Tampoco titubeó Donald Trump en su discurso ante el pleno de las Naciones Unidas con relación a la creciente amenaza nuclear en la Península Coreana, “Si nos vemos obligados a defendernos no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte”.

Desde entonces, los países del entorno geográfico de la Península Coreana (China en particular), han prestado sus buenos oficios para meter al genio de nuevo en la lámpara maravillosa de Aladino. Entendámonos, el genio todavía anda suelto, la próxima reunión entre Trump y Kim Jong Un en Singapur es sólo un primer paso, quedará pendiente una complicada negociación entre tecnócratas de ambos lados, pero se habrá despejado el factor más insidioso del encuentro: la incertidumbre.

¿Por qué otros presidentes estadounidenses no pudieron emular la iniciativa de Trump? Probablemente porque no existían las condiciones políticas, militares y económicas. Políticas, porque Trump no es un político tradicional. La preocupación de un político (con toda lógica) es la reelección, un político tratará de evitar todo lo que ponga en peligro su escaño, pero a Trump parece importarle un bledo. Militares, porque además de la aplastante superioridad bélica de Estados Unidos, el azar ha querido insertar en las coordenadas de la historia al Secretario de Defensa James Mattis y al Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton. Económicas, porque las economías de China y Estados Unidos se hallan entrelazadas de tal forma que el gigante asiático no puede poner en peligro sus intereses estratégicos por un díscolo vecino.

Que Trump haya llegado hasta aquí tal vez se puede resumir con una frase de Teddy Roosevelt: “Me puse en el camino de las cosas que sucedían, y sucedieron”.

MAS SOBRE EL BULO COMUNISTA QUE PRETENDE METERNOS EL CANAL 41



En la edición del sábado pasado dimos la voz de alerta sobre la felonía que pretende cometer la gerencia del Canal 41 de América Tevé, al programar para estrenar el próximo día 18 de junio la telenovela española “Amar en tiempos revueltos”, original del escritor catalán Josep María Benet i Jornet, con la colaboración de los también guionistas Rodolf Sirera y Antonio Onette.

Como ya dijimos en la nota anterior, esta telenovela es una pieza propagandística de la izquierda marxista española, que ha contribuido muchísimo en los últimos años con esta popular serie a moldear la mente de muchos jóvenes televidentes, que hoy han situado a España al borde de la catástrofe con la amenaza perenne de la llegada al poder de un nuevo Frente Popular marxista-anarquista.

Su principal escritor, Josep Maria Benet i Jornet (foto de  la izquierda)– Participó en la lucha antifranquista, con Joaquim Molas, a través de Joan-Lluís Marfany, y en clases clandestinas, aprendíó literatura catalana del XIX y del XX.

El propio escritor lo confiesa: “Mi padre, por herencia familiar, era, sólo de boquilla, catalanista y antifranquista. En la universidad acabé de entender que tenía que adherirme a la cultura catalana y participé, sin ningún protagonismo, en la lucha antifranquista. Con Joaquim Molas, a través de Joan-Lluís Marfany, en clases clandestinas, aprendí lo que sé, sobre todo, de literatura catalana del XIX y del XX.”

En todas las situaciones que se han presentado en esta ya larga serie, siempre los villanos han sido personas de derecha, falangistas o franquistas y los héroes—“los buenos de la película”, para ponerlo en el lenguaje popular que usan los de mente moldeable—son miembros de la resistencia contra Franco, miembros del partido comunista español y maquis marxistas.

Vista la influencia que esta serie logró tener en España, la maquinaria propagandística de la tiranía castrista ha llegado a la conclusión de que podría tener buen resultado en Miami.

No exageramos ni un ápice cuando afirmamos que esa teleserie es totalmente parcializada y pro comunista. Y como prueba al canto, hoy les brindamos a nuestros lectores, el primer capítulo de la primera temporada de esa serie, en que ya se ve la orientación marxistoide que después va en aumento durante toda la trama.

Insistimos en que los cubanos anticastristas de Miami, tenemos que abandonar la postura cómoda de disfrutar de la vida encerrándonos en nuestras poltronas hogareñas. Ha llegado la hora de militar sino no queremos que nos acorralen y la verdad sea tergiversada en favor de nuestros verdugos.

La comunidad judía no permitiría nunca, ni bajo ninguna circunstancia, que en un canal local se transmitiera una serie, reportaje, película o telenovela en que los héroes fueran los nazis y los villanos los judíos. ¿Por qué no podemos—y debemos—los cubanos asumir la misma intransigente actitud de los judíos?

La gerencia del Canal 41, debe de revisar el contenido de esos episodios y recapacitar y retirar del aire esa teleserie. Si no lo hacen, los cubanos de vergüenza tendremos que asumir una postura mucho más militante e iniciar un boicot contra dicha empresa. El verdadero exilio cubano se lo agradecería y lo premiaría.

ESPAÑA: “QUE PEDRO SÁNCHEZ CELEBRE SER PRESIDENTE DEL GOBIERNO ES COMO IRSE DE PUTAS Y CELEBRAR QUE HAS LIGADO”

Fuente- Alerta Digital-

En el día de hoy, cautivo de su cobardía, desarmado ideológicamente, los últimos efectivos del marianismo-arriolismo han entregado sus despachos, cargos y prebendas a las triunfantes fuerzas del neo-frente popular. La era marianista, mal, peor que mal, ha terminado.

Mal acaba lo que peor empieza. Cuando Rajoy consiguió la mayoría absoluta, hace ya seis años, no fue porque los votantes hubiesen tenido una “epifanía mariana”. Ni muchísimo menos. Era simplemente que una gran mayoría de españoles estaba hasta del desvarío de Zapatero, de su “laboratorio legislativo”, donde lo mismo se sacaba adelante una norma criminalizando preventivamente a los hombres, que se legislaba contra el mismo orden natural. Hoy tocaba barra libre para el aborto y al día siguiente una ley que pretendía ajustar la Historia al gusto suyo y de sus secuaces. El derroche del “Plan Ñ” – así se llamaba el plan que derroche de decenas de miles de millones de euros en obras grotescamente innecesarias – tal vez fue la gota que colmó el vaso de la anunciada ruina nacional. Por si fuera poco, Zapatero se atrevió a lo que nadie antes fue capaz: congelar las pensiones de los jubilados, entonces extrañamente silentes. Lo nunca visto.

Contra tanto derroche y despropósito, con la crisis apretando el gaznate a millones de españoles, la respuesta en las urnas fue un severísimo correctivo al que unánimemente fue considerado el peor presidente de nuestra historia reciente.

Votar al PP para que continúe el proyecto ideológico de la izquierda

La “pesadilla zapaterista dejó paso al marianismo. El gozo de muchos pronto se sumergió en lo más profundo del pozo. En vez de poner negro sobre blanco, lo que hizo Rajoy fue renunciar a su programa y abrazar el proyecto ideológico de sus predecesores. No fue capaz de derogar ni una sola de las normas zapateriles para el desmoronamiento moral de la sociedad española.

Y no sólo eso: en lugar de reducir gastos innecesarios, lo que hizo fue recortar servicios sociales, con gran coste para la imagen de su Gobierno.

¿Dónde quedaba la derogación del “gaymonio”? ¿Dónde la anunciada reforma de la Ley del Aborto, que pone las prácticas abortistas al alcance de las menores, sin que al caso sea necesaria la autorización paterna? ¿Por qué no se derogó esa aberración contraria a la Verdad y a la libertad de expresión llamada “Ley de Memoria Histórica”? ¿Por qué no se puso fin a la carga sobre los hombres del principio de culpabilidad y al establecimiento de penas distintas por un mismo delito, dependiendo de la condición sexual del delincuente? ¿Por qué permitió el PP que siguiera cuestionándose de esa forma la presunción de inocencia de la mitad de la población española?

Y qué decir de la llegada de decenas de miles de ilegales, de las “nacionalizaciones” y de los “permisos de residencia” obtenidos de forma ilegal y fraudulenta, de los permanentes asaltos a nuestras fronteras terrestres y marítimas promovidas por las mafias dedicadas al trafico de inmigrantes ilegales. Con Rajoy en el poder, el número de ilegales acogidos en España supera los dos millones, lo que sin duda ha causado una importante merma a nuestro cada vez mas empobrecido sistema de bienestar social. Y ello sin contar el incremento del número de delitos en nuestras principales ciudades.

Incluso cuando mayor era la presión fiscal a los españoles, seguía habiendo dinero para uno de los más siniestros delirios de Zapatero: la “alianza de civilizaciones”, esa suerte de laboratorio ideológico para que los globalistas acaparen subvenciones y difundan sus peligrosas teorías contra la identidad de Europa y de los europeos, españoles incluidos.

Tras años de apretar el cinturón de los españoles, los éxitos económicos del marianismo son bastante discutibles: se ha reducido la cifra de parados, cierto, pero al mismo tiempo se ha registrado un aumento del empleo precario y una bajada de los salarios. Pocos beneficios para tanto sacrificio. Hasta el punto de convertir el mileurismo en una panacea.

Por otro lado, el peso internacional de España es cada vez menor. No hay ejemplo más rotundo que el rechazo de Bélgica, Alemania, Suiza y Reino Unido a las órdenes de extradición cursadas por tribunales españoles contra los golpistas catalanes huidos.

El problema para el PP no es que haya perdido el poder, sino que lo haya hecho tras aplicar a rajatabla el proyecto ideológico de la izquierda, despreciando así a los millones de españoles que votaron la opción de Rajoy para que hiciera justamente lo contrario.

Joan Tardà felicita a Pedro Sánchez (El Periódico)

Por si fuera poco, las peligrosas amistades con los separatistas ha tenido para los populares el mismo final que la fábula del escorpión y la rana. Pese a todas las advertencias, el PP ha comprendido demasiado tarde la naturaleza traidora del arácnido. Con la gravedad de que el mortal veneno nos ha sido inoculado también a nosotros.

No cayeron en la cuenta los populares, o la soslayaron, de la fragilidad del soporte político e institucional, derivado de una Constitución conscientemente desportillada por sus muñidores, una ley electoral amañada para favorecer los secesionismos, una politizada dependencia de las cadenas televisivas de signo ideológico izquierdista, una corrupción galopante en cuya promoción se despatarraron los gobiernos del PSOE y del PP…

Los trepadores del PSOE precipitaron diligentes la defunción de Rajoy como presidente del Gobierno. Ya advertimos hace más de un año que el trepa no desaprovecharía el odio al PP de los separatistas y de la extrema izquierda para lograr mediante artimañas lo que nunca habría obtenido en las urnas. En parte, lo sucedido estos días es el fruto de décadas de idioteces, trampas, mentiras, ventoleras, descrédito internacional, contradicciones, desmantelamientos, rencores patológicos y ausencia de principios. Y ahí está Pedro Sánchez, al frente del país, ajeno a lo que se nos avecina. A nosotros, ya que la moción de birlibirloque a él le ha blindado económicamente el futuro. Su esquizofrenia política radica en que esté celebrando su llegada a la Moncloa con los apoyos de la izquierda podemita y los secesionistas. Que Sánchez celebre ser presidente del Gobierno con tales apoyos es como irse de putas y celebrar que has ligado. Tan eufórico se siente Sánchez que, ajeno por completo a la realidad, se encampanó en lo que más quería, da igual el precio que tuviese que pagar España. Mientras esté en la poltrona monclovita, ultraizquierdistas y separatistas tendrán el campo libre para arramblar con todo.

UNA PAUSA PARA LA DEVOCIÓN: FILIPENSES 2 DEL 1 AL 4

SI NO NOS METEMOS EN POLÍTICA OTROS LO HACEN Y NOS PONEN EL CASTRISMO AL CUELLO

Foto: Miseria en Cuba

por  Ricardo Santiago    

Los cubanos no debemos tenerle miedo a la política, para nada, pero sí tenemos que sentir pánico por quienes la hacen vendiendo un falso espíritu de unidad, libertad y democracia para Cuba escondiéndose tras los “cristales” de la retórica del buen samaritano.

En resumidas cuentas la política es un ente abstracto que ni muerde, ni araña y ni bosteza, somos los hombres quienes la convertimos en un Río Almendares o en una Bahía de La Habana cuando la viciamos con el churre de nuestras ambiciones personales, las manipulaciones, las mentiras, las trampas, los oportunismos, los arribismos y los descaros formando un empuja-empuja sudoroso y grajiento para salir “bien bonitos” en la foto o en la televisión.

Yo siempre he dicho que ese ha sido el gran problema de Cuba y los cubanos en cuanto a política se refiere. La dictadura castrista, desde el mismísimo 1 de Enero de 1959, le prohibió pensar al pueblo y nos obligó a seguir ciegamente, u obligadamente, las “políticas” dictadas por la tiranía de los cirqueros de Birán porque según esos falsos, hipócritas y requetepesaísimos payasos era la única forma de que fuéramos aceptados en “su” Cuba revolucionaria sin que nos convirtiéramos en escorias o gusanos y nos “encendiera” el lomo el látigo del mayoral.

Los cubanos perdimos y cedimos al castrismo el derecho a opinar, el derecho a decidir sobre el destino de la nación, el derecho a elegir programas económicos acorde con nuestros intereses, el derecho a creer en Dios y en el Espíritu Santo, el derecho a la libertad, el derecho a participar en las decisiones trascendentales que nos incumben como nación, el derecho a protestar, el derecho a criticar, el derecho a proponer y, sobre todo, y es a mi juicio lo más importante, el derecho a participar y ser protagonistas de la alta política de nuestro país.

En torno al núcleo gestor de la dictadura del Laguito los castristas construyeron un muro al que el pueblo cubano nunca tuvo acceso, ni siquiera para comerse algunos de los tantos mangos que se pudren en el suelo. Las “directrices” que supuestamente deben componernos la vida son “pensadas” por tres o cuatro castroidiotas, muy bien comidos y dormidos, que las “bajan” al paripé de congreso de la República, mal llamado asamblea nacional del poder popular, donde son aprobadas por unanimidad, increíblemente por unanimidad de “todos” los revolucionarios, sin que ni siquiera un mortal, un simple mortal, un avergonzado diputado con la cara un poquito menos dura, levante la otra mano para decir que esa mierda legislativa es un reverendísimo disparate.

Así crecimos los cubanos, opinando “bajito”, muy bajito, sobre los temas políticos que nos afectan diariamente a la hora de sentarnos a la mesa o de meternos en la ducha. Aprendimos a susurrar sobre el hambre, los apagones y los mosquitos mientras gritamos bien alto, más bien escandalizamos, que el bloqueo imperialista es criminal y asesino y que si menganito se quiere ir del país pues entonces es un apátrida, un desertor, un lumpen y tenemos que borrarlo para siempre del libro sagrado del comité.

A veces nos excedemos juzgando a las personas, pero pasa que el cubano, por casi 60 años, dejó de ser actor de los temas políticos que conciernen a su Patria y se convirtió en un espectador de balcón que aplaude las decisiones que “otros” toman aunque sean el mayor absurdo de la especie humana.

O alguien me va a convencer que los cubanos como nación estuvimos de acuerdo con participar en la guerra en Angola, en enviar a profesionales a otros países como vulgares esclavos, en donar el salario de un día de trabajo a las MTT, de que nos cambien el pescado por pollo, de apoyar todos los disparates “productivos” de fidel castro, de que nuestros “líderes” despotriquen y ofendan constantemente a los Estados Unidos, de que Cuba no respete los derechos humanos, de que la mierda nos llegue al cuello o de que queremos socialismo o muerte y no libertad y vida.

Por eso digo que no tengamos miedo a hablar ni meternos en política porque esta no se come a nadie, más bien somos nosotros quienes nos alimentamos de ella cuando tenemos conciencia exacta de las cosas que tienen que ser cambiadas para que no vengan algunos mequetrefes, como ya está sucediendo en las redes sociales, a decidir por nosotros y entonces caigamos otra vez en la locura de levanten la mano por unanimidad compañeros.

EL ENÉSIMO GOLPE DE ESTADO DEL PSOE: LOS LOBOS ESTEPARIOS CAEN SOBRE UNA ESPAÑA EN ALMONEDA

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se abrazan tras la moción de censura

Por, Laureano Benítez Grande-Caballero

Siempre me ha asombrado la desconcertante capacidad de penetración de los foráneos a la hora de definir a España, recogiendo en unas breves pinceladas nuestras esencias Patrias. Una de las mejores se la debemos al hispanista Edward Malefakis, quien dijo que España no era un país muy normal, «pues siempre parece estar a punto de suceder algo».

Pues bien, no es que suceda algo: es que pasan muchas cosas, con el añadido de que no suceden en ningún otro país de nuestro entorno.

Los pasmoso hechos que nos acaecen ―como no diría Machado― se pueden explicar echando mano del gran sabio Harry Limes, quien en la película «El tercer hombre», señalando a los puntitos negros con que se veía a la gente desde la altura de una noria en un parque de atracciones, dijo aquello de: «En Suiza tuvimos 500 años de democracia, y ¿qué tenemos?: El reloj de cuco». Bien, sucede que, después de 500 años de historia ―y aun más, porque la hispanidad comenzó con la Hispania visigoda―, ¿qué tenemos en España?: a Pedrito el golpista. Cuco donde los haya, antológico Bellido Dolfos, Judas escalofriante que helará España ―como sí dijo Machado―.

Bellido que es un fiel representante del elenco de golpistas que ha atesorado el partido más felón de nuestra historia: el PSOE. Intentó un golpe en 1917, aceptó el golpe de Primo de Rivera, volvió a golpear con el pucherazo del 31, organizó una insurrección armada en el 34, accedió al poder con el repugnante pucherazo del 36…

Ya en democracia, arrasó en el 82 con el felipismo, después del autogolpe de Estado del 23F. Siguió su tenebrosa historia accediendo al poder con Zapatero, después del golpe de Estado del 11M, que produjo un espectacular vuelco político… Y ahora ahí tenemos a Pedrito, otro golpista, pues de golpe de Estado hay que calificar su ominosa moción de censura, para hacerse con el poder sin pasar por las urnas, como mandan los cánones del golpismo puro y duro.

Escalofriante que un político absolutamente inepto, que perdió dos elecciones por goleada, que condujo a su partido a los peores resultados de su historia, fuera reelegido secretario general por una gran mayoría de sus militantes; pasmoso que, a pesar de que en las encuestas su partido seguía perdiendo votos de manera estrepitosa, siguiera al frente de su formación sin problemas; demoledor que los sociatas que le defenestraron por querer pactar con los independentistas, ahora aprueben esos pactos con total unanimidad. ¿Por qué? Oh, porque las encuestas les siguen quitando votos, y señalan como ganador de las próximas elecciones a Ciudadanos.

Hey, Pedrito, con bronceado de Mojácar, chico malo al que no quiso ni el Bilderberg, hastiado de su egolatría, pero con una primera dama que lleva mucho tiempo soñando con comer turrones en la Moncloa, mientras que Pedrito Tácatun lleva toda una vida soñando con ser Presidente en lugar del Presidente.

En 1962, los franceses René Goscinny ―el futuro guionista de Astérix y Obélix― y el dibujante Jean Tabary crearon la historieta de humor «Las aventuras del califa Harún El Pussah), ambientada en el Bagdad de «Las mil y una noches». Su protagonista es el innoble visir Iznogud ―palabra formada con la frase inglesa «He’s no good», que revela a la perfección su carácter malvado y conspirador, ya que su objetivo es «ser califa en lugar del califa», con ayuda de su fiel Dilá Lará―.

«Ser presidente en lugar del presidente»: he aquí el objetivo de cualquier político megalómano que se precie. Y a eso nadie le gana a Pedrito Iznogud ―«He’s no good», recuerden―, a quien no le ha importado entregar España a las hordas hispanófobas más de mil y una noches para conseguir el califato, apoyado además por Dilá Turrión, embustero, bailarín, emperador de dachas y VPOs.
Su trayectoria política parecía la crónica de una muerte anunciada desde hace tiempo, pero ahí le tenemos, forjado como el acero en la escuela rajoyana de la supervivencia al límite.

Estamos ante otro ejemplar indimisible, especie hispana verdaderamente endémica en nuestros solares, donde un fracasado aspira incluso a «ser presidente en lugar del presidente», donde nadie dimite, nadie se va, a nadie le echan aunque vaya de derrota en derrota hasta el fracaso final. Todo es cuestión de añadir una prórroga a otra, pedir tiempos muertos, hacer interminable el «match-ball» de su partido con su Partido, organizar mociones de censdura, a ver si las brevas caen solas, haciendo de «bip-bip» ante los barones «correcaminos».

Ya lo decía el genial James Cagney, dirigiéndose a su madre ausente en la escena final de la película «Al rojo vivo» ―¿les suena de algo este título?―. Perseguido por la policía, y herido, se sube a un depósito de petróleo en llamas, desde donde Jarrett ―su nombre en el film― grita: «¡Estoy en la cima del mundo, mama!», para hacer ver a su progenitora que había cumplido su promesa.

Nada más decir esta frase, el depósito explota. O sea, que nuestro Pedrito Iznogud, en su afán por escalar la cima de España, puede «ser Jarrett en lugar de Jarret».

Pero, de momento, ahí le tenemos, al «Cisne negro», a nuestro Custer castizo en su Little Bighorn, al frente de su falange de pretorianos, que le jalean con la esperanza de que les caiga algún despacho, alguna secretaría o alguna ínsula en el Gobierno Frankestein, militando en un dramático «Grupo Salvaje» estremecedor que recuerda sobremanera a los Leónidas de la famosa película de Sam Peckinpah. Son puro morituri, pero lo harán sobre las tierras quemadas del PSOE y de la España que les importa un pimiento.

En su «delirium tremens», Pedrito se creerá presidente en su palacio incendiado, cuando no será más que un Laocoonte atormentado por las boas constrictoras de una caterva de partidos secesionistas y populistas, un polichinela en manos de la horda podemita que reirá ante su cadáver como hienas ante la carroña, y anatematizado por una opinión pública que, indignada con su patética ambición de gobernar a cualquier precio, le convertirán en un general de horizontes arrasados. Ahí va, como un Caballo Loco ―precisamente el nombre del indio que derrotó al inepto Custer―. Ahí va, hacia el despeñadero, hacia el que caerá indefectiblemente cuando las próximas elecciones le catapulten al más profundo de los Avernos.

Canciller de una España en almoneda, quiere gobernar con 85 diputados ―como Leónidas quiso vencer con sus 300 espartanos―.Ya le gustaría al Sánchez tener a 300 fieles seguidores, y que fueran espartanos de pura cepa ―Por cierto, la palabra «Termópilas» significa «Puertas Calientes». A buen entendedor…

Poseído completamente por el cruel demonio del poder, abducido por colocarse los laureles imperiales de su minuto de gloria, Sánchez pretende desesperadamente ser presidente, aunque sea por un día, aunque para eso tenga que llevarse por delante a su partido y a su Patria, porque perderían por completo el voto de la izquierda moderada que siempre han representado los socialistas: es bastante improbable que un votante socialista castellano-manchego dé su confianza a un partido que pacta con quienes pretenden destruir España.

Dentro de su colección de frases enigmáticas sobre plurinacionalidades, habló en cierta ocasión sobre un puente que cruzará un río. No se refería al juego de la oca, sino al paso del Rubicón, gritando eufórico «vini, vidi, vinci» en su impetuosa marcha triunfal hacia los chiringuitos de la Moncloa.

Hey, Pedrito, arlequín en manos de radicalismos e indepes; maquiavélico personajillo para el cual el fin justifica los medios, aunque su irrefrenable y egolátrica ambición de poder suponga la hecatombe absoluta de lo que un día fue una patria invencible donde nunca se ponía el sol; Fausto impresentable obsesionado por los fastos del poder, para lo cual ha vendido su alma a un Mesfistófeles con coleta, a racistas cuatribarrados, a vascuences ikurriñados.

Y todo entre el alborozo de su primera dama, que aplaudirá frenética creyendo que las calabazas son carrozas, que su marido es presidente de algo, cuando solo gobernará sobre una ínsula Barataria, como un reyezuelo de Taifas ―de nombre Al-Mamón―, comandante en jefe del vertedero donde acaban las patrias destrozadas, las civilizaciones corrompidas, las Españas plurinacionales traicionadas por naciones de naciones-

Esto sí es corrupción, Pedrito: vender tu Patria, tu partido, tu alma, a cambio de un minuto de gloria, en Mojácar o donde sea. Perversa corrupción, indecente, indigna e inmoral.

Eres Fausto en su laberinto, disfrutando de su minuto de gloria; lobo estepario aullando de placer al sentir la caricia de los terciopelos, el tintineo de los potosíes, el perfume de la Merkel, la palmadita en el hombro de los gerifaltes del NOM.

Pero los patriotas podemos estar tranquilos, porque en las próximas elecciones el pueblo español recordará lo que el general romano Quinto Servilio Cepión le dijo a los tres traidores lusitanos que habían asesinado a su caudillo Viriato: «Roma traditoribus non praemiat», esto es, «Roma no paga a traidores». Y España no les vota.

Como siempre, hay una imagen que sirve a la perfección para explicar esta colosal victoria pírrica pedrista: Después de la apocalíptica conflagración, el general se asomó y, viendo la tierra totalmente arrasada hasta el horizonte por la devastación nuclear, gritó eufórico: «¡Hemos ganado!».

Y entonces, Pedrito, el eterno perdedor de elecciones, descendió de la tribuna con aire triunfal después de la moción de censura, proclamando «urbi et orbe»: «¡He ganado!». ¿Qué has ganado, Pedrito, emperador de las humeantes ruinas de España, canciller de Mojácar en una España destruida, reyezuelo de la nada?

Sí, puedo escribir los versos más tristes esta noche: Pedro se acercaba tocando el tambor del llano. Dentro del Kongreso, Pablo muestra su puño en alto. ¡Cómo ríen las hienas, ay, como ríen en los campos! Por la Moncloa va la Luna con Pedrito de la mano. ¡Ay de mi España! ¡Ayayay! ¡Malhaya el lobo estepario! ¡Ay de mi Patria!: como el toro, nacida para el luto y el llanto.

NICARAGUA REBELDE NO SE RINDE: EL HIJO DE UN POLICÍA MUERE EN MANIFESTACIÓN

Una bala de fusil disparada por un policía acabó con la vida de Francisco Reyes Zapata durante la marcha ciudadana del 30 de mayo, y a la vez enlutó a un fundador y oficial activo de la Policía Nacional, Armando Reyes, el padre de Francisco.

Más de 100 muertos en protestas

Por, Ernesto García-El Nuevo Diario

Francisco había participado en la marcha en honor a las Madres de Abril, que perdieron a sus hijos en las protestas iniciadas hace 44 días.

“La bala que mató a mi hermano es de fusil AK, de la policía”, dijo a El Nuevo Diario Roberto Reyes Zapata, hermano menor del hombre de 33 años que llegó muerto al hospital, tras ser trasladado por una ambulancia.

Roberto asegura que a su hermano lo mató un francotirador que estaba apostado en el nuevo Estadio Nacional de Beisbol Dennis Martínez, desde donde comenzaron a disparar contra la multitud, según los testimonios de manifestantes.

 Dennis rechaza uso de estadio con fines violentos

“Mi papá ha dicho que una vez que pase el entierro de mi hermano, pedirá su baja”, comentó Roberto Reyes Zapata, agregando que su progenitor es oficial activo en el Distrito Uno de la Policía de Managua, ubicado en el mercado Oriental.

Francisco Reyes Zapata, el mayor de cuatro hermanos, salió de su casa en el barrio Walter Ferreti al mediodía del miércoles, llevando consigo una bandera azul y blanco para participar en la marcha cívica a la que asistieron más de 300 mil personas, según cálculos de diferentes organizaciones.

La bala impactó en la cabeza de Francisco, cuando él junto a miles de ciudadanos llegaban al punto final de la marcha, frente a la Universidad Centroamericana (UCA).

Francisco Reyes trabajaba vendiendo ropa junto a su hermano.

Bandera y biblia

En la comarca Los Madrigales, jurisdicción de Ticuantepe y en el barrio Francisco Meza, en el Distrito IV de Managua, había luto este jueves. Maycol González Hernández, de 34 años, y el adolecente Orlando Aguirre Córdoba, de 15 años, fueron víctimas de las balas disparadas por presuntos francotiradores contra la marcha del 30 de mayo por la tarde.

Luis Enrique Mejía condena represión policial en el país

Maycol González, quien habitaba en Los Madrigales, solo llevaba una bandera azul y blanco y Orlando Aguirre Córdoba una Biblia, relataron los familiares.

Maycol tenía previsto casarse el próximo diciembre y por eso estaba construyendo una casa.

Orlando Aguirre Córdoba, el adolescente que murió en el hospital Fernando Vélez Páiz, recibió el balazo en el costado izquierdo que le perforó el hígado, el pulmón derecho y laceró la vena femoral.

“Yo le di permiso a mi hijo para que fuera a la marcha, porque pensé que iban a respetar el dolor de tantas madres que han perdido a sus hijos, pero sin pensar que yo iba a ser parte de esa lista (de madres dolientes), relató Yadira Córdoba Obando, madre de Orlando, quien era baterista del grupo musical de una iglesia evangélica.

HECHOS PARECEN CONFIRMAR RUMORES QUE CORREN HACE DÍAS SOBRE EL CANAL 41

Desde hace días venían corriendo en Miami, rumores sin confirmar sobre la crisis económica del Canal 41 y hay fuentes que han  afirmado que   debido a eso la gerencia del Canal ha sido chantajeada por anunciantes actuales, cuyos negocios están vinculados al régimen castrista, que amenazan con retirar sus anuncios sino abandonan su postura política actual.

También corren rumores sin confirmar en los que se dice que un grupo de inversionistas cubano americanos que han tratado de invertir en Cuba y favorecen un arreglo y la ayuda económica a la tiranía  que oprime a nuestro pueblo, están interesados en adquirir dicho canal.

Un hecho sorprendente y demostrativo de que esos rumores puedan tener veracidad lo es que ahora el canal América Tevé—que no acaba de lanzar la segunda temporada de la gran serie “Leyendas del Exilio”—anuncia que a partir del próximo lunes 18 comenzará a transmitir de lunes a viernes a las 4 de la tarde, la tele-novela española titulada “Amar en Tiempos Revueltos.

Esta vieja serie—que lleva años transmitiéndose en TVE—es una descarada apología izquierdista y en sus distintas etapas y épocas, contiene tramas que son abiertamente izquierdistas y comunistas. Los héroes y protagonistas—“los buenos” de la historia—siempre son miembros del partido comunista y “heroicos combatientes contra la dictadura franquista”, y en algunos capítulos hasta defensores y simpatizantes del derrocado presidente izquierdista de Guatemala Jacobo Arbenz.

Este es otro paso más en la tarea impuesta a la quinta columna secreta del raulismo,  que trabaja en Miami, sin prisa pero sin tregua, para la adueñarse de los medios que crean estados  de opinión.

Nuevo Acción lanza este aviso de alarma e insta a los distintos medios y colegas realmente anti castristas a iniciar una campaña para evitar que el Canal 41 siga por el derrotero que lo lleva, pendiente abajo, a convertirse en  otro órgano gemelo de los que funcionan en la Cuba tiranizada. Hay que movilizar al exilio para que protesten ante la gerencia del canal y dejen de sintonizarlo si no nos escuchan.

EL CUARTITO ESTÁ IGUALITO-L: YA APESTA Y NADIE SE QUIERE NI ACORDAR DE LAS PROMESAS DEL “ARTIME”

Cuba y EE UU reanudan el servicio de correo postal directo de forma permanente

Se trata de un paso más en el proceso de normalización de las relaciones entre la Isla y su vecino del norte.

(EFE).- El servicio directo de correo postal entre Cuba y Estados Unidos, que estuvo interrumpido durante décadas y se realizaba a través de terceros países, se reanudó de forma estable una vez finalizado un plan piloto de casi dos años, informó una fuente oficial.

El Grupo Empresarial Correos de Cuba y el Servicio Postal de EE UU “acordaron implementar de forma permanente, en vuelos directos, el intercambio del correo postal entre ambos países”, indica una nota del servicio postal cubano difundida por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Se trata de un paso más en el ahora casi paralizado proceso de normalización de las relaciones entre la Isla y su vecino del norte, iniciado en 2014 por los entonces presidentes Barack Obama y Raúl Castro, y que ha incluido la reapertura mutua de embajadas y el restablecimiento de los vuelos directos, entre otros hitos.

“La ejecución del servicio en su formato actual comenzó el 16 de abril de 2018 y toma en cuenta los requerimientos técnicos, operativos y de seguridad identificados por las partes durante la ejecución del Plan Piloto”, indica la nota de Correos de Cuba.

El restablecimiento de este servicio permitirá realizar envíos postales en vuelos directos entre la Isla y EE UU de correspondencia y paquetes postales.

Los envíos de correos entre los dos países se suspendieron en 1968 después de la explosión de una bomba proveniente de Nueva York en un alijo postal. Desde entonces y durante 48 años el enlace postal se hizo a través de un tercer país.

Las negociaciones para regularizar el servicio directo comenzaron en 2009 y, después de un tiempo interrumpidas, se retomaron en 2013 y a finales de 2015 la Comisión Bilateral para la normalización de relaciones Cuba-EE UU suscribió un acuerdo para restablecer los envíos a través de un plan piloto de transporte.

El 16 de marzo del 2016, en vísperas de la histórica visita a La Habana de Barack Obama, aterrizó en la Isla procedente de Miami (Florida) el vuelo inaugural del restablecido servicio de correo postal directo entre Cuba y EE UU, operado por la compañía IBC Airways.

En octubre pasado Correos de Cuba informó de que el servicio directo con EE UU llevaba detenido casi siete meses y de nuevo había sido necesario recurrir a los envíos a través de terceros países, lo que provocó una caída del 46% en el tráfico postal entre ambos países respecto a 2016.

Se trata de un servicio de especial importancia dado el tamaño de la diáspora cubana en EE UU, especialmente en el estado de Florida.

WordPress theme: Kippis 1.15