UNA PAUSA PARA LA DEVOCIÓN

Isaías 35, versículos 3 al 10 3-Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. 4-Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará. 5-Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos … Continue reading

WordPress theme: Kippis 1.15